Hotel Manin, Venecia

Venecia es un destino que enamora y que cada año recibe a más visitantes y por ello cuenta con una infraestructura hotelera de primer orden entre los que se encuentra el hotel Manin, un establecimiento de cuatro estrellas que cuenta con una ubicación céntrica y que ocupa un papel importante en la historia de la propia ciudad, algo de lo que no pueden presumir todos los establecimientos de esta clase.

El edificio en el que se encuentra este hotel, antaño fue la sede de una ópera muy conocida del siglo XVII, la cual se construyó en el año 1890 como un suntuoso palacio para la acaudalada familia Barocci. Hoy en día conserva intacto aquel encanto de aquel siglo además de todas las comodidades de la vida de hoy.

De este hotel destacan, además de su arquitectura, las arañas de cristal de Murano, sus baños de mármol, los suelos originales antiguos, la ornamentación de sus cielorrasos y las muchas pinturas que hay repartidas por todo el edificio, lo que hará las delicias de todos los huéspedes.

Cuenta con una inmejorable ubicación en pleno centro de la ciudad, con muelle privado a orillas del Gran Canal. Además podremos ir hasta muchos de los rincones más conocidos de la ciudad como la Plaza de San Marcos o el popular Puente Rialto, el más antiguo de la ciudad y también el más visitado.

Acorde con la gran cantidad de rincones que podemos ver en esta ciudad y a su infraestructura turística, este hotel también nos depara un montón de servicios como su recepción las 24 horas, consigna, ascensores, servicio de habitaciones, seguridad, caja fuerte, área pública con aire acondicionado, acceso a Internet por Wi-Fi, zonas accesibles para personas con problemas de movilidad reducida, bar cafetería, cocktail bar, desayuno buffet, lounges, servicio de fax, fotocopiadora, servicio de masajes, médico de guardia y servicio de lavandería entre muchos otros.

Las habitaciones son otra de las joyas de este importante hotel de la ciudad de Venecia. Todas ellas son muy espaciosas y cuentan con luz natural, aire acondicionado, calefacción, adaptadores del voltaje, escritorio grande con lámpara, radio AM/FM, teléfono directo, acceso a Internet por Wi-Fi, alarma contra indencios, diferentes modelos y tamañosde cama, minibar, prensa y caja fuerte.

Asimismo cuenta con habitaciones para fumadores y no fumadores, área de estar, sofá cama, servicio despertador, desayuno americano completo, televisión con canales nacionales e internacionales vía satélite y baño completo con ducha y bañera independientes, teléfono directo, secador de pelo, kit de baño y espejo de aumento entre muchas otras facilidades que harán de nuestro paso por este alojamiento algo realmente inolvidable.


Un comentario

  1. UN ADIÓS EN VENECIA

    El cielo es oscuro cuando no hay estrellas
    las tardes son largas sino sale el sol,
    esta fría noche de amor en Venecia
    es para decirte para siempre adiós.

    Hagamos un brindis por los viejos tiempos,
    juntemos los labios en oscuridad
    y mientras la brisa juega con el viento
    júrame que siempre me vas a extrañar.

    Al cruzar la puerta guárdame en el alma,
    guárdame en el fondo de tu intimidad.
    Por favor no llores que en Venecia hay calma,
    te juro que nunca te voy a olvidar.

    Salomón Borrasca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *