Hotel Palacio del Mar, Santander

Los lugares de costa siguen manteniendo un puesto privilegiado a la hora de viajar y uno de los alojamientos más destacados de Santander es el Hotel Palacio del Mar, un establecimiento que cuenta con una ubicación de gran privilegio, dado que se encuentra a escasos 200 metros de las playas de El Sardinero.

A la misma distancia se encuentra el nuevo Palacio Municipal de Exposiciones de Santander y a menos de cinco minutos del centro comercial e histórico de la ciudad, lo que permitirá desplazarnos a pie sin necesidad de tomar nuestro coche o transporte público alguno

Cuenta con un gran número de servicios para que todos los huéspedes se sientan mimados y entre ellos destaca su Wi-Fi, desayuno buffet, piano bar, cafetería, restaurante, jacuzzi en 7 suites, garaje, parking público para autobuses, facilidades para minusválidos, lavandería, terraza de verano, ordenador para los clientes en el lobby y servicio de habitaciones 24 horas.

Y para todos aquellos que no quieran descuidar en ningún momento su forma física también se ofrece acceso gratuito al centro deportivo GHDH Agustinos donde cuentan con piscina cubierta climatizada, gimnasio y sauna. E incluso cuenta con instalaciones deportivas concertadas como tenis, golf, paddle o tiro olímpico entre otros.

La amplitud y comodidad de sus habitaciones son algo muy a tener en cuenta dado que casi todas rondan entre los 50 y 70m². Poseen amplios espacios, luz natural, muebles de diseño donde resaltan los materiales nobles, su variedad cromática y los detalles repartidos por toda la estancia.

El Hotel Palacio del mar cuenta con 20 habitaciones dobles, 40 suites junior, 6 suites senior y 1 suite imperial. Gozan de aire acondicionado durante el verano y calefacción en invierno, baño completo con espejo de aumento y bañera, secador de pelo, caja de seguridad, televisión por satélite y películas de pago, insonorizadas, Wi-Fi, 3 teléfonos y balcón o terraza.

En cuanto a la suite imperial hay que decir que cuenta con todas las comodidades de las demás habitaciones pero cuenta con un plus muy interesante. Destaca su cama de masaje, bañera hidromasaje con salida directa a la terraza, salón y dormitorio independiente.

En el hotel se encuentra el conocido restaurante Neptuno, famoso en toda la provincia por su vivero de marisco, a la vista de los comensales. Es un restaurante especializado en mariscos aunque también ofrece una variada selección de cocina tradicional y de temporada. Sin duda, una elección muy acertada si tenéis pensado pasar unos cuantos días en esta bonita ciudad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *