Hotel Valsequillo, Huelva

Si buscas una escapada completamente diferente y a otro rincón que no sea el de siempre, aquí te vamos a proponer una estupenda y tentadora alternativa para tus próximas vacaciones, tanto si vas solo, como con la pareja o la familia porque es un destino y alojamiento para todo el mundo.

Nos vamos a Huelva, donde a dos kilómetros de la playa de La Antilla e Islantilla se encuentra el Hotel Valsequillo, un establecimiento de tres estrellas que nos brindará toda la comodidad que necesitemos durante nuestra estancia en este destino, algo que se convertirá en una experiencia inolvidable.

Cuenta con 38 habitaciones de marcado ambiente rural, algo ideal para una escapada diferente. Todas ellas están decoradas con buen gusto y dotadas de todo lo necesario para que nos sintamos como en nuestra propia casa.

Entre los servicios más destacables de este alojamiento rural destacan sus 4 habitaciones individuales, 8 dobles de uso individual, 20 dobles (6 de ellas con terraza) y de las cuales una está completamente adaptada para minusválidos, 2 habitaciones especiales con terraza, cunas para bebés y camas supletorias según disponibilidad, restaurante a la carta con la gastronomía tradicional de esta zona del sur de España, bar piscina durante los meses de verano, salón de celebraciones con capacidad para 300 comensales y cafetería entre otros.

La habitación individual es agradable y cuenta con una rústica decoración además de baño completo, teléfono, acceso a Internet, aire acondicionado, calefacción, televisión con canales vía satélite y es de uso de un adulto. Por su parte la habitación doble cuenta con la misma equipación pero con cama matrimonial y de uso por parte de dos adultos.La habitación doble superior cuenta con lo anteriormente citado más un confortable sofá-cama, doble armario y minibar.

Los recién casados también encontrarán en el Hotel Valsequillo dos habitaciones muy especiales, la San Rafael y la Santa María de la Bella, ambas dotadas de un gran confort y decoración especial, con doseles, estupendas vistas y una amplia terraza.

Por su parte el hotel cuenta con el restaurante Los Cabales, un rinconcito con capacidad para 20 personas pero que tiene un encanto muy especial y donde sus platos son una verdadera delicia. Elaboraciones como su especialidad: el solomillo a los frutos secos u otras preparaciones como ensalada de mango con langostinos o rape con salsa de marisco. Toda una delicia para nuestros sentidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *