República Checa: un lugar encantador

visitar la republica checa

Quizá alguna vez hayas pensado en ir a República Checa pero hayas decidido por otros destinos pensando que serían mejor que éste. República Checa está ubicado en el centro de Europa y es un país que está lleno de historia y de muchas cosas que puede ofrecerte para que tu viaje se convierta en inolvidable.

La República Checa ha sido poblada durante miles de años y es una tierra llena de castillos, ciudades medievales, montadlas increíbles, ruinas antiguas y bodegas que te quitarán el hipo. La buena noticia es que cada vez son más las personas que se dan cuenta de la maravilla de este lugar y que se acercan a conocerla, por eso, cada vez hay más turistas que quieren conocer sobe esta tierra… Aunque la mayoría van a conocer únicamente Praga.

Praga es una ciudad hermosa, pero demasiado concurrida. República Checa tiene mucho que ofrecerte en cuanto a lugares maravillosos, además, es un país económico que no te saldrá demasiado caro el viaje… Podrás disfrutar de algunos de los paisajes más bellos y escarpados de esta parte de Europa. Una idea fantástica es coger un tren e ir de un lugar a otro, solo para mirar por la ventana… Es mágico. Si visitas República Checa, probablemente vayas a Praga, pero acuérdate de ver el resto del país porque no te quedarás indiferente. Si no sabes hacía dónde dirigirte, no te pierdas estos fabulosos lugares para visitar.

sorprenderse con la republica checa

Sal fuera de Praga

Puedes pasear por las calles medievales, subir la colina para visitar el Castillo de Praga, disfrutar el Reloj Astronómico y prepárate para una vida nocturna excéntrica que no tiene paralelo. Praga es una ciudad que está a la altura de todas las exageraciones que hayas podido escuchar y te dejará fascinado. Pasa uno o dos días más aquí y se te quedarán cortos… Necesitas más tiempo del que crees.

Ver Cesky Krumlov

Situada a orillas del río Moldava, esta ciudad es una versión más pequeña y pintoresca de Praga. La arquitectura medieval y los edificios con techos rojos crean bellas fotografías y un paseo informal por las calles es una excelente manera de disminuir la velocidad durante un viaje en torbellino. Además, al no ser Praga, es una ciudad mucho más calmada que podrás disfrutar sin tanto estrés… ¡también es más económica que Praga!

Beber en la región vinícola de Moravia

Aunque es posible que solo pienses en cerveza cuando vaya a la República Checa, la región de Moravia es en realidad muy famosa por su vino… Por lo que si te gusta el vino, es una visita obligada que no puedes dejar de lado. Podrás vivir una gran experiencia; conducir o montar en bicicleta o pasear por los viñedos. Muchos tours ofrecen opciones para catas durante su visita a la zona. Los precios variarán dependiendo de si visita un solo viñedo o muchos, y si organiza el recorrido tú mismo o contratas a un guía.

ir de viaje a la republica checa

Visitar Kutná Hora

Esta ciudad histórica es el hogar de la famosa Catedral de Santa Bárbara que está adornada con miles de huesos humanos… Aunque puede parecer algo macabro tiene mucha historia detrás y por eso te gustará conocer este lugar. Quizá te parezca también un poco espeluznante, pero es realmente algo que deberías ver por ti mismo. La entrada es de 60 CZK (2’33 €) para adultos y 40 CZK (1’55 €) para estudiantes.

Camina por las rocas de la montañas en Adrspach-Teplice

Camina alrededor de estos claustros de piedra arenisca natural te parecerá increíble. Con nombres como ‘Sillón del gigante’ y ‘Cono de azúcar’, no puedes equivocarte de lugar para pasarlo bien. Hay dos grupos de formaciones: Adršpach Rock Town y Teplice Rock Town. Un tren desde Praga cuesta alrededor de 275 CZK (10,68 €) y tarda un poco menos de 3 horas en llegar. Aunque te dé pereza coger el tren en primera instancia, te podemos advertir que el lugar merece la pena tu visita. ¡No te quedarás indiferente!

Visitar el castillo de Karlstein

Todo el mundo quiere tener su propio cuento de hadas, y este castillo es una gran parada durante tu recorrido por el país, a solo un rápido viaje en tren desde Praga. La entrada es de 270 coronas checas para adultos (10,49 €), con descuentos disponibles para estudiantes, adultos mayores y familias.

precisos tejados rojos en la republica checa

Relájate en el spa de Karlovy Vary

Karlovy Vary es un relajante spa que ofrece aguas termales minerales, arquitectura barroca y gótica, paseos por el bosque y una animada escena cultural. También hay un castillo en el cercano Loket, con vistas al río Ohre… ¿Te vas a perder todo lo que tiene que ofrecerte? ¡Ni hablar!

Disfruta del Parque Nacional Sumava

Prepara tu equipo de trekking y dirígete a Šumava, el parque nacional más grande del país. Es una región llena de colinas densamente boscosas a lo largo de la frontera con Austria. Deleita tus ojos con los pintorescos lagos que encontrarás, arroyos de truchas, áreas de bosques virgen e importantes monumentos históricos. La entrada al parque es gratuita por lo que merece la pena hacer una parada en el camino para permitirte disfrutar de este lugar.

Ver la sinagoga española

El exterior de este edificio puede no ser nada especial, pero el interior es increíblemente ornamentado. Entrada 330 CZK para adultos (12,82€), e incluye también la entrada en algunas otras sinagogas.

Visitar el campo de batalla de Austerlitz

La Batalla de Austerlitz fue una de las batallas más decisivas de las Guerras Napoleónicas y es considerada una de las mayores victorias de Napoleón. Fue aquí donde venció las fuerzas combinadas de Rusia y el Sacro Imperio Romano, lo que llevó a la disolución del Sacro Imperio Romano. Periódicamente hay recreaciones aquí, ¡perfectas para el aficionado a la historia!

Parque Nacional de la Suiza Bohemia

Este parque nacional es un paisaje lleno de pinares y valles profundos, majestuosas torres rocosas, barrancos y laberintos. Hay varios senderos naturales que conducen a las gargantas circundantes. Para el senderismo, uno de los senderos naturales más populares es el Sendero Gabriel… ¡Te va a encontrar!

Visita el campo de concentración de Terezín

Tezerín fue construido por Josef II y se suponía que se usaría para la defensa, pero se convirtió en una prisión y, más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, en un ghetto judío y un campo de concentración. También puede visitar el monumento dedicado a las víctimas del Holocausto. Las entradas comienzan a las 180 CZK (6,99 €).

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.