Elegir unas buenas vacaciones en pareja

10767-primeras-vacaciones-juntos-como-1000x0-2

Cuando llevamos una vida en pareja todos sabemos que existen ciertos temas que son complicados como, por ejemplo, la elección de las vacaciones.

Muchas veces esto se debe a que las personas tienen gustos muy dispares y una idea muy distinta de lo que es disfrutar unas vacaciones y pasarlo bien. Existe gente que se encuentra más cercana con el ambiente de la playa y el “no hacer nada” mientras que otras personas optan por un turismo algo más activo. El problema suele surgir cuando en la pareja cada una de las personas elige una de estas opciones sin planteamiento de ceder.

Ante estos pequeños conflictos pre- vacacionales lo más sencillo es optar por esta serie de consejos para llegar un acuerdo que sea útil para ambos:

La opción más sencilla es optar por destinos que posean aquello que ambas personas quieren. Existen muchos lugares que cuentan con playas paradisiacas en las cuales poder disfrutar de unos días relajados pero, además, también cuentan con montañas y otros atractivos turísticos que aportar a nuestras vacaciones. En este sentido nos encontramos con muchas islas o zonas costeras en las cuales existen edificios y construcciones con valor histórico.

Si no encontramos ningún lugar que pueda aportarnos las dos vertientes al cual queramos asistir siempre podemos optar por ceder. Un año puede elegir una parte de la pareja el destino de las vacaciones y, en el siguiente viaje, hará lo mismo la otra persona. En este sentido debemos tener cuidado ya que la persona que ceda no debe adoptar un estilo pasivo agresivo y debe tratar de disfrutar lo máximo posible durante el viaje, facilitando así las cosas para ambos.

Otra opción interesante es llegar a un acuerdo y establecer dos viajes en uno, sobre todo sí contamos con un periodo vacacional largo. De esta manera ambas partes de la pareja quedarán conformes y podremos, por ejemplo, parar unos días en una zona de playa y otros tantos días en zona montañosa.

Como veis, existen diversas opciones que pueden ayudarnos a la hora de tratar de solucionar estos conflictos. Lo más importante es tener en cuenta que las vacaciones son un momento de unión y descanso y no caer en la tentación de generar problemas por cuestiones tan triviales como el lugar a donde ir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *