Hotel Artola, Marbella

Entre Marbella y Fuengirola, en plena Costa del Sol y junto al Parque Natural Reserva de Europa “Las Dunas de Artola” y sus excepcionales playas, completamente accesibles desde el establecimiento, se encuentra el Hotel Artola, un alojamiento de tres estrellas que forma parte de la oferta hotelera de esta zona tan turística del sur de España.

Se encuentra a tan solo 500 metros del puerto deportivo de Cabopino, zona donde hay un buen número de establecimientos dedicados principalmente al ocio, restauración y relax para los que se encuentren de vacaciones, dotados de un amplio abanico de posibilidades para poder practicar cualquier clase de deportes náuticos y donde también podremos acudir a sus exclusivos Beach Clubs entre otros.

Hay que destacar que el hotel cuenta con su propio campo de golf, el cual tiene 9 hoyos par 3, ideal para principiantes y para la práctica del juego corto, además de estar rodeado por los más importantes y prestigiosos campos de golf que podemos encontrar en nuestro país, convirtiendo a esta zona en un insuperable escenario para la práctica de este deporte.

El hotel cuenta con decoración andaluza, acogedora y muy confortable y que, con el paso de los años, los dueños del establecimiento han querido mantener siempre la misma línea, algo que hace que nos sintamos como en una verdadera casa andaluza, algo que llama la atención de todos los que visitan el establecimiento por primera vez.

El Hotel Artola cuenta con 31 habitaciones, dos familiares con capacidad para 4 personas, 4 individuales y el resto son todas dobles, todas ellas distribuidas en un único edificio de dos plantas situado en torno a un patio típicamente andaluz, toda una belleza.

En la primera planta algunas de sus habitaciones tienen vistas a la piscina, otras con vistas al jardín o al patio central y con un relajante sonido del agua de la fuente. Todas ellas cuentan con calefacción central, televisión en color con canales internacionales, baño completo con bañera, secador y espejo de aumento.

La 2ª planta las habitaciones son abuhardilladas, algunas de ellas dotadas de vistas a la piscina y todas las habitaciones de esta planta están dotadas del mismo equipamiento que el resto de las habitaciones de la planta de abajo.

Gracias a su pequeño pero acogedor restaurante a la carta podremos comer en la terraza al aire libre, ubicada al lado del jardín y piscina del hotel, lo que se convertirá en una experiencia irrepetible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *