8 claves para ser un buen viajero novato

viajero novato

Si viajas por primera vez es normal que tengas una oleada de emociones diferentes. Tendrás miedo y emoción a partes iguales.  La experiencia en los viajes te lo da viajar, por lo que si quieres ser un buen viajero, ¡algún día tendrás que empezar a serlo! Cuando eres un joven viajero es normal que cometas errores, pero ahora, con estas claves podrás evitarlo.

Solo tendrás que comenzar, y aunque tengas la cabeza llena de preguntas e incluso ansiedad, a partir de ahora, podrás viajar de una forma más tranquila y disfrutar de tu camino y tu destino. No te pierdas estas claves para que pases de un viajero novato a simplemente un viajero que disfruta de su camino.

No tengas miedo

El miedo puede hacer que te quedes en casa y no viajes. Dar el salto a lo desconocido da miedo, pero recuerda: no eres la primera persona en viajar por el mundo. No estás descubriendo nuevos continentes o explorando territorios desconocidos. Si millones de personas pueden recorrer el mundo cada año, ¡tú también!

Eres tan capaz como cualquier otra persona. Después de todo, hiciste la parte más difícil: decidir ir. Tener el coraje de tomar esa decisión es la parte más difícil. Cometerás errores. Todos lo hacen. Pero eso es parte de la experiencia. Habrá mucha gente por ahí para ayudarte. Te sorprenderá lo servicial y amable que es la gente. Harás amigos, sobrevivirás y mejorarás como persona.

viajero novato

La guía no lo es todo

Las guías son útiles para una visión general de un destino. Son una excelente manera de aprender lo básico y conocer las ciudades y países que planea visitar. Pero nunca encontrarás las últimas atracciones, bares o restaurantes fuera de lo común en ellos. Busca opiniones en Internet o habla con otros viajeros para poder descubrir los mejores lugares para visitar. También puedes informarte en la oficina de turismo.

Viaja a un ritmo lento

Esto es algo que la mayoría de los nuevos viajeros a largo plazo aprenden por las malas. Sé que puede ser tentador viajar a tantas ciudades y hacer tantas actividades como sea posible. (Sobre todo si solo tiene unas pocas semanas de vacaciones). Pero correr de ciudad en ciudad todos los días te dejará exhausto y estresado.

Experimentarás un torbellino de actividad, la mayoría de las cuales permanecerá borrosa cuando lo quieras recordar. Claro, tendrás algunas fotos geniales para Instagram, pero ¿es realmente por eso lo que quieres para tu viaje?

Viajar es cuestión de calidad, no de cantidad. No te preocupes por lo que ves. No te preocupes por tratar de impresionar a las personas con la cantidad de países que has visitado. Reduce la velocidad y absorbe los destinos. Aprenderás más, lo disfrutarás más y tendrás una experiencia mucho más memorable. Cuando se trata de viajar, menos es más.

viajero novato

Hazte con un seguro de viaje

Si eres un veterano de los viajes o un mochilero nuevo, no salgas de casa sin asegurarte de estar protegido en caso de que algo salga mal. Como aprendimos durante la pandemia de COVID-19, las emergencias repentinas pueden surgir de la nada. Las malas cosas pasan. Para asegurarte tienes que estar protegido. Para ello necesitas el seguro de viaje.

Nunca sabes lo que puede pasar. El camino está lleno de incertidumbre. Asegúrate de estar protegido. También te dará tranquilidad y te ayudará a viajar con confianza.

Lleva siempre tu teléfono

Tener un teléfono con datos significa que puedes buscar instrucciones sobre la marcha, hacer reservas y contactar a los servicios de emergencia si sucede algo. Claro, hay wifi gratuito en casi todos lados, pero no siempre… tener ese acceso inmediato a datos móviles puede ser un salvavidas. Además, tener un teléfono hace que sea más fácil conectarte y mantenerte en contacto con los viajeros que conoces. En pocas palabras: tener un teléfono es realmente útil en estos tiempos.

Ir con la corriente

Cuando te planifiques todos los días y haya horarios a seguir, te estresarás mucho. Te apresurarás y serás infeliz si hay algún problema técnico en tu programa bien organizado. Y habrá problemas técnicos. Y todo tipo de inconvenientes, tanto mayores como menores. La vida en el camino no siempre sale según lo planeado, lo cual es divertido y frustrante.

Cuando planificas demasiado, no hay espacio para experimentar los felices accidentes de viaje. No hay lugar para la elección espontánea, para incorporar nueva información y consejos que aprendas. Cuando hagas un plan tienes que ser flexible, así que aprender a seguir la corriente. Planifica una o dos actividades y deja que el resto del día simplemente aparezca.  Será una experiencia más agradable y menos estresante. Te sorprenderá lo que sucede.

viajero novato

Lleva dinero extra

Viajar no es tan caro como muchas personas piensan, siempre que lo hagas bien. Aunque necesitas tener un presupuesto que satisfaga tus necesidades.  El secreto para viajar a largo plazo es la administración inteligente del dinero.

Sin embargo, siempre sobreestima la cantidad que necesitas. Nunca se sabe lo que puede ocurrir en el camino. Después de todo, ¿no pasaste todo ese tiempo ahorrando cada céntimo y quedándote en casa para omitir esas actividades únicas en la vida?

Tal vez quieras probar el puenting o descubres un restaurante increíble que no puedes dejar pasar. O tal vez conoces a algunas personas geniales y decides descartar tu plan por completo. No importa qué tan bien planifiques, siempre puede surgir algo que desajuste tu presupuesto… y eso está bien, es parte de viajar.

Ten alma aventurera

Ten un alma aventurera, cuando viajas es el único momento en que crecemos porque es cuando estamos fuera de nuestras zonas de confort. Y viajar es sobre crecimiento. Eso no significa que debas hacer cosas peligrosas, pero sí significa que tienes que esforzarte un poco más para hacer otras cosas de las que estás acostumbrado.

Senderismo, paracaidismo, comer nuevos alimentos, acampar, escalar rocas, hacer autostop: lo que sea que te parezca arriesgado está 100% bien. Todos tienen diferentes intereses y niveles de tolerancia. Empuja el tuyo. Puede ser aterrador e incómodo en ese momento, pero te alegrará de haberlo hecho más tarde. Retarte a ti mismo. Probar cosas nuevas. Te harás más seguro de ti mismo… Pero escucha a tu instinto si algo piensas que no está bien, no lo hagas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.