9 formas de estar cómodo en un vuelo largo

Los vuelos cuando son de demasiadas horas puede incomodar a los viajares inexpertos. Son demasiadas horas sentados y puede que el cuerpo y la mente se resientan. Los vuelos largos pueden hacerse muy pesados, incluso puedes sentir que estás perdiendo tu tiempo y encima no siempre te encuentras bien.

Pueden aparecer las náuseas, el estrés por los bebés que lloran, el hambre o intentar dormir sin conseguirlo. Pero un vuelo largo no tiene que ser sinónimo de sufrimiento. Cuando necesites hacer un viaje de larga distancia, también puedes sentarte, relajarte y aprovechar esas horas al máximo.

Puedes tratar de convertir lo inevitable en lo agradable y aprender a apreciar el tiempo del vuelo. Después de todo, estar en vuelo es una situación especial, donde puedes usar todo lo que tienes a tu disposición para tu ventaja. Puedes aprender a encontrar el lado positivo en tu asiento durante muchas horas.

Si aún no sabes cómo apreciar los viajes largos, ni tampoco cómo sacarle partido y solo de pensar en todas las horas que pasarás en el aire, ya te entra el estrés y la ansiedad, entonces, es momento de que aprendas estas formas de estar cómodo en el aire.

1. Reserva un buen asiento

Antes de reservar el billete, asegúrate de que tu asiento es el adecuado para ti. Piensa si quieres un asiento que esté junto con la ventana para descansar la cabeza contra la pared mientras duermes o un asiento en el pasillo para poder caminar todo lo que necesites durante el trayecto.

Si el asiento que te han asignado no te gusta, intenta cambiarlo con anticipación. A veces, en los vuelos pueden quedar espacios vacíos, incluso dos asientos vacíos en una misma línea, y si te lo asignan podrías tener un espacio extra para ti. Aunque recuerda que si te dan un asiento vacío al lado, puede que en el último momento sea ocupado por otro viajero, por lo que es muy importante que escojas también si lo quieres en ventanilla o en el pasillo.

2. Usa ropa cómoda

Si quieres dormir en el vuelo, intenta usar ropa lo más parecida posible a la de un pijama; camisas, pantalones vaqueros cómodos, zapatos planos o tenis, o una sudadera con capucha son las mejores prendas para poder volar en largas distancias. Lo último que quieres es utilizar ropa que te oprima la piel o con zapatos demasiado apretados o con tacones.

3. No escuches el ruido

Para vuelos largos, los auriculares con cancelación de ruido son lo mejor para aislarte de ruidos molestos. Cuando te permitan encender los dispositivos electrónicos, enciéndelos y disfruta de un paseo por el aire sin que el motor del avión o las conversaciones ajenas te molesten. Si no tienes auriculares con anulación de ruido y no quieres gastarte dinero en ellos, llévate tapones para los oídos.

4. Baja la persiana o tapa tus ojos

Si quieres dormir durante el vuelo, trae una máscara para dormir. Simplemente poniéndote los auriculares y la máscara para dormir también pueden prepararte mentalmente para dormir durante el vuelo y que pase el tiempo más rápido… ¡y tú estés totalmente descansado/a!

5. Mantente bien hidratando

Durante el vuelo es importante estar bien hidratado todo el tiempo. Evita a toda costa el alcohol, el té o el café. El alcohol afecta a tu capacidad para dormir, al igual que las bebidas con cafeína. Además, estas bebidas te deshidratan, mientras que tu cuerpo necesitará exactamente lo contrario. Así que toma una botella grande de agua después de haber pasado la seguridad del aeropuerto, y trata de terminarla al final de tu vuelo.

6. Utiliza el tiempo sabiamente

Si planeas ver tres películas durante tu vuelo porque te encanta ver películas, está bien. Por otro lado, si miras películas porque no sabes qué más hacer, entonces debes planear con anticipación tu tiempo durante el vuelo.

Si te dan náuseas durante el vuelo, no te pongas a leer o a hacer algo que suponga esfuerzos con la mente o la vista. En su lugar, busca una actividad relajante y que haga que tu tiempo sea más agradable. Puedes utilizar tu tiempo para dormir, para leer o escribir (si no te mareas), etc.

7. Come bien

Si la comida del catering del vuelo no es maravillosa, intenta añadir un poco de sal y pimienta para darle un toque extra. El pollo o la pasta de los vuelos largos suelen ser bastante insípidos, así que en lugar de amargarte la existencia pensando en lo mala que está la comida, disfruta añadiendo algunos condimentos extra.

8. Disfruta de la experiencia

En lugar de compadecerte de lo mal que lo vas a pasar con tantas horas de vuelo, céntrate en pasarlo lo mejor que puedas. Aprovecha el tiempo en lugar de pensar que es tiempo perdido, utilízalo como una oportunidad de saborear cada minuto, algo que es difícil hacer con las vidas tan estresadas que llevamos actualmente.

No consideres tu tiempo de viaje como algo inútil en el tiempo y el espacio, y llénalo de actividades que no realizas con demasiada frecuencia en tu hogar. Toma algunos aperitivos que disfrutes, lee, medita, escucha un poco de música, piensa en todo lo que harás en tu destino… simplemente cambia tu mentalidad y replantea tus pensamientos para que puedas apreciar realmente tu tiempo personal durante el vuelo.

9. Conoce a otras personas

Si se te sienta al lado una persona que crees que puede ser interesante conocer o te parece agradable, puedes entablar una conversación con ella. Quizá aparezcan temas interesantes e incluso, es posible que hayas hecho una nueva amistad gracias a la casualidad de sentaros cerca en el avión.

Si sigues estos consejos nunca más te volverá a parecer pesado un vuelo entre dos puntos de larga distancia. Los vuelos pueden ser grandes oportunidades incluso de conectar contigo mismo. Si eres una persona con poco tiempo, estarás olvidando la importancia de conectar con tu yo interior, pues ahora es el momento de que comiences a hacerlo. El vuelo largo es una oportunidad para conocerte más y para disfrutar de esas pequeñas actividades que no haces diariamente y sobre todo, de conocer a otras personas.

Te puede interesar

Categorías

Turismo, Viajes

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.