Conoce la intensidad de Marruecos

Marruecos es una ciudad intensa, de esas que cuando conoces no te dejarán indiferente. Te puede enamorar y que quieras volver antes de marcharte o también puede hacer que prefieras escoger otro destino cuando tengas vacaciones para viajar. Es un lugar caótico, muy colorido y con una carga sensorial que puedes amar u odiar con todo tu corazón.

Cuando viajes a Marruecos recordarás que lo mas importante en un viaje es aprender a sentirte cómodo en lugares que a priori, pueden parecer incómodos. Si vas a Marruecos debes probar el cuscús, tomar té de menta, disfrutar de las vistas y de todo lo que sí tiene por ofrecerte este lugar. Marruecos es un país increíble que te afectará en todos los aspectos. Puede que te encante o que no quieras volver nunca más… Pero lo que es seguro es que cuando te marches de este país serás mucho mejor viajero que cuando llegaste.

Qué puedes conocer en Marruecos

Visita Marrakech

Pasa un tiempo en Djemaa el-Fna, donde puedes encontrar artistas callejeros, artistas de tatuajes, músicos y chefs exóticos. Después de conocer esto, pasea por la medina, explora sus zocos, come en el mercado, disfruta de un paseo por la antigua ciudad y disfruta del lugar más internacional de todo Marruecos.

Si viajas a Marruecos ya sabes que Marrakech es una visita que no te puede faltar. Aunque para todo lo que tienes que visitar puedes contar con la ayuda de un guía turístico para que te pueda llevar a todos los lugares más interesantes.

El desierto del Sahara

No es lo mismo escuchar hablar sobre experiencias vividas en el Sahara que vivirlas por ti mismo/a. El Sahara es exactamente como te lo representan en las películas: vasto, vacío y absolutamente espectacular.

Puedes pasar la noche en una simple tienda de campañas en mitad de las dunas. Esta actividad es la preferida por los visitantes del país porque puedes disfrutar de unas estrellas espectaculares sin ningún tipo de contaminación lumínica… ¡puedes contemplar el esplendor del universo ante tus ojos! El paseo en camello es bastante exótico, pero no es tan cómodo como parece en las películas o en los anuncios de viajes.

Disfruta de las calles azules

Las calles de Chefchaouen te parecerán espectaculares. Se encuentran en medio de las montañas del Rif. Es un lugar muy relajado, ofrece acomodaciones razonables y es visualmente impresionante. Las calles y los edificios están pintados de un azul cielo vibrante, y las montañas en el fondo son escarpadas y bastas. Es un gran lugar para pasear, comprar y tomar té de menta.

Es un lugar para que no se te olvide la cámara de fotos, ya que no te cansarás de capturar imágenes en estos lugares tan preciosos y que probablemente no puedas ver nada parecido en otro lugar.

No te puedes perder Fez

Esta antigua y poderosa ciudad es uno de los mejores lugares del país y por supuesto, no te puedes perder. Sus calles estrechas están llenas de maravillosos aromas, mezquitas, tiendas de artesanía y multitud de personas. Aunque Fez puede ser un poco abrumador o incluso agobiante, una vez que te acostumbras al ritmo de la ciudad, es simplemente mágico.

Si notas que es demasiado caótico para ti, entonces visita los puntos clave del lugar, y márchate a otro lugar de tu itinerario que sea más tranquilo o apto para ti y para tus inquietudes viajeras.

Busca la relajación en un Hammam tradicional

Un hammam es un baño de vapor popular en el norte de África. Por lo general, se encuentran cerca de mezquitas o tiendas de artículos de tocador y pueden ser de alto nivel o públicas (tradicionales).

Visita uno tradicional para una experiencia auténtica y esclarecedora. Los hammams públicos cuestan alrededor de 10 MAD (0’92 céntimos de euro), mientras que los hammams del hotel pueden costar 300 (27’61 €) -500 (46’01 €) MAD.

Descubre las Medinas

Las medinas son los corazones históricos de cada ciudad en Marruecos: parte residencial, parte centro comercial, parte mercado de alimentos. Aquí encontrarás calles retorcidas y sinuosas donde tiendas, restaurantes, mercados y casas se alinean en edificios que parecen estar demasiado cerca y son demasiado viejos para estar en uso durante mucho más tiempo.

Si te gusta perderte en lugares desconocidos, las medinas te encantarán, eso sí, si no te gusta esta sensación será mejor que evites este lugar.  Es necesario saber que el Fez Medina es un tanto inseguro, así que no te alejes demasiado de los caminos marcados. Quédate en las calles con mucha gente y nunca te adentres en lugares solitarios.

Tánger

Esta importante ciudad del norte de Marruecos se encuentra en la costa norte de África en la entrada oeste del Estrecho de Gibraltar. La historia de Tánger es muy rica, debido a la presencia histórica de muchas civilizaciones y culturas.

Hace casi 100 años, se consideraba que Tánger tenía estatus internacional por parte de las potencias coloniales extranjeras y se convirtió en un destino para muchos diplomáticos, empresarios, escritores y espías europeos y estadounidenses. Hoy en día es una ciudad que no te puedes perder porque te va a gustar.

Visitar la mezquita de Hassan II

La mezquita de Hassan II, está ubicada en Casablanca, es una atracción de la población entre los turistas. Miles de artistas marroquíes tardaron un total de cinco años en construir esta obra maestra arquitectónica con grandes detalles.

Sus mosaicos, molduras de yeso, columnas y pisos de mármol y piedra, así como sus techos de madera son absolutamente impresionantes. ¡Es lo suficientemente grande como para albergar a  105.000 fieles, lo que la convierte en una de las mezquitas más grandes del mundo! Si la visitas te asombrará toda su maravilla visual.

Estos son algunos de los lugares que puedes visitar cuando vayas a Marruecos. Es un país lleno de encanto, cultura y una gran gastronomía, entre otras cosas. Una vez que conozcas estos lugares podrás decidir si es un país al que quieres volver o si por el contrario, prefieres coger otro destino para tu futuro viaje. Lo que está claro, es que Marcos no te dejará indiferente.

Te puede interesar

Categorías

Turismo, Viajes

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.