Hotel Carabela, Huelva

En Huelva se encuentra el hotel Carabela, un establecimiento de categoría cuatro estrellas que resulta realmente sorprendente. Se encuentra en la playa de Doñana (Matalascañas) a poco más de 50 metros de un estupendo Parque Nacional con 38 kilómetros de playas vírgenes, un entorno realmente de ensueño que no podremos dejar de disfrutar.

En este hotel y desde el primer día podremos hacer uso de su guardería de objetos, para así evitar cargar con bolsas y juguetes todo el tiempo, también nos ofrecen un original servicio de transporte en el trenecito del hotel, disfrutar sin cargo de pensión alimenticia junto al mar (con reserva previa) o tomar una cerveza con una tapa en su Gastrobar.

Otras opciones son las de ver el atardecer con música Chill Out mientras los más peques de la casa disfrutan de lo lindo con el servicio de animación del hotel, quien no les dará ni un minuto de descando para que no se aburran. Si no queremos ver el atardecer siempre podremos recibir un masaje en sus tumbonas de 2 x 1,30 en la misma arena, todo está pensado para nuestro máximo disfrute.

En el hotel nos ofrecen también oficina de atención al cliente y los que se encargarán en todo momento de facilitarnos todo aquello que requiramos durante nuestro paso por este remanso de paz. Cajas de seguridad, parking, business center, servicio de canguro, servicio de alquiler de coches, excursiones guiadas y prácticamente cualquier cosa que deseemos y esté al alcance del equipo del hotel.

Cuenta con 292 habitaciones, donde anteriormente fueron estudios, por lo tanto son muy amplias y están equipadas con todo aquello que podamos necesitar en cualquier momento. Asimismo ofrece tres suites muy especiales, La Pinta, la Niña y la Santa María, habitaciones dobles con salón, una más que espaciosa terraza y baño completo con bañera de hidromasaje entre otros.

El restaurante cuenta con una impresionante estructura de madera, la cual nos acompañará a la hora de desayunar, almorzar o cenar, aunque si lo preferimos, podemos desayunar hasta las 11:30 horas en su terraza o cenar en el buffet con barbacoa en la Cantina.

Para esos momentos de ocio siempre podremos disfrutar de una copa en su cafetería mientras charlamos o vemos algún evento deportivo o leyendo. Y tampoco hay que olvidarse de su programa de animación, el cual incluye Tai Chi, Batuka, clases de padle o surf que sumados a las actuaciones en vivo son un gran aliciente a tener en cuenta en cuanto a la oferta de entretenimiento de este fantástico hotel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *