Hotel Carlos V, Toledo

En la ciudad de Toledo, en un rincón privilegiado, exactamente en el casco histórico de este bonito destino, se encuentra el hotel Carlos V, un emblemático hotel de tres estrellas que se ha convertido en un referente en esta ciudad para todo aquel que llega a la misma, bien sea por motivos laborales o para pasar unos días apartados del día a día.

Hay que recordar que Toledo ha sido escenario de infinidad de rodajes y donde actores como John Wayne o Claudia Cardinale eligieron este establecimiento para descansar durante la grabación de algunas de sus películas. Es un hotel con historia donde encontraremos todo aquello que necesitaremos para pasar una estancia de lo más confortable.

Se encuentra a la sombra del Alcázar, justo al lado de la conocida plaza de Zocodover, el lugar principal de la ciudad desde la Edad Media, la cual está apenas a dos calles de la plaza de la Catedral, el Ayuntamiento y el Arzobispado. Además cuenta con una buena conexión, a menos de diez minutos de la estación de AVE y de autobuses.

El hotel cuenta con servicio de recepción las 24 horas, acceso a Internet mediante Wi-Fi gratuito en todo el hotel, sala de desayunos, aceptan tarjetas de crédito, aire acondicionado y calefacción, servicio de lavandería, servicio de información turística, parking concertado a escasos 200 metros del hotel, servicio de consigna, ascensor y salas de reuniones entre otros.

Este establecimiento cuenta con 67 habitaciones repartidas entre las 46 estándar y 21 premium. Las estándar cuentan con individuales, dobles y triples, están decoradas con los tonos de las tierras manchegas, cómodas, funcionales y espaciosas, algo que nos vendrá de perlas a la hora de descansar.

Algunas de ellas cuentan con estupendas vistas a la zona antigua de la ciudad, lo que es un añadido a las estupendas habitaciones, dotadas de dos camas, televisión con canales internacionales, limpieza diaria, acceso gratuito a Internet vía Wi-Fi, hilo musical, aire acondicionado, calefacción, cuarto de baño privado con bañera, set de baño, espejo de aumento y secador de pelo entre otras dotaciones.

Asimismo el hotel cuenta con un restaurante, el Mudéjar, un lugar con carácter propio, dotado de cocina tradicional castellana, la cual se combina magistralmente con las nuevas tendencias, pero siempre manteniéndose fiel a las preparaciones más tradicionales. Donde podremos degustar las más exquisitas elaboraciones de esta zona, lo que hará las delicias de los gourmets más exigentes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *