Hotel del Oso, Cantabria

Los Picos de Europa son una cadena montañosa que encontramos en el Norte de España, una zona privilegiada por contar con un clima estupendo durante casi todo el año, aunque en invierno suele hacer bastante frío, pero ello no es impedimento para visitar una de las zonas con más belleza natural de España.

Este accidente geográfico está compartido por varias zonas de España como Asturias, León y Cantabria y es en esta última Comunidad Autónoma donde se encuentra el Hotel del Oso, un establecimiento ubicado exactamente en pleno corazón del Valle de Liébana, a los pies de los Picos de Europa.

Es un hotel que está compuesto por dos edificaciones completamente respetuosas con la arquitectura montañesa de este lugar, construidos con madera y sillería como se hacía a la antigua usanza, artesanalmente, como lo demuestran sus ventanas y balcones entre otros.

Al comienzo de la andadura de este establecimiento, estaba únicamente compuesto por un pequeño edificio que funcionaba en principio como pequeño hostal hasta que en la primavera del año 1980 fue inaugurado el actual Hotel del Oso, el cual consta de dos edificios, el principal y el anexo, ampliando así el número de habitaciones, salones comunes y también el espacio dedicado principalmente a la restauración, zona que no podemos perdernos de este alojamiento.

La familia Rivas es la propietaria de este hotel, el cual llevan cuidando desde hace décadas y mimando a todos los clientes, ofreciéndoles la mayor calidad de sus productos, el mejor servicio y un trato personalizado, amable, cercano y muy familiar, algo que siempre gusta a todo el mundo.

Este estupendo alojamiento cuenta con un buen número de amplios espacios y muy tranquilos para que nos sintamos completamente cómodos durante nuestra estancia. De estos lugares destacan sobre todo su jardín, dotado de piscina exterior y pista de tenis, además de una amplia terraza con vistas al río y a la iglesia del pueblo.

Podría decirse que es el lugar ideal para pasar unas vacaciones, una escapada de fin de semana o de algún día más, incluso para celebrar reuniones, pequeñas conferencias o charlas e incluso celebrar banquetes y diferentes eventos en su restaurante, el cual tiene capacidad para unas 80 personas.

Y respecto a sus habitaciones hay que destacar que el hotel cuenta con 50, repartidas en 33 del edificio principal y 17 del anexo. La gran mayoría de ellas son dobles y están dotadas de televisión, teléfono, caja fuerte, estupendas vistas a parajes naturales y baño completo dotado de secador de pelo entre otros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *