Viajar con un bebé, ¿es posible?

Es posible que hayas parado tu ritmo de viajes porque creas que viajar con un bebé (o varios) puede ser complicado. Es cierto, es diferente porque pueden haber algunos obstáculos sobre todo cuando viajas con tu bebé por primera vez. Es posible que ahoyas preguntado a familiares y amigos cómo es eso de viajar con un bebé, pero esto puede liarte aún más porque cada uno tendrá una opinión diferente y no te aclararás sobre lo que es correcto o incorrecto cuando se trata de viajar con un bebé.

Por eso, a continuación vas a descubrir si es o no posible, ya que lo que realmente importa es que encuentres la forma de que te funcione bien a ti y a tu bebé. No tienes que olvidarte de viajar por tener un bebé, puedes hacerlo, pero con algunos matices.

Tienes un bebé y quieres viajar, ¿es posible?

Si siempre te ha gustado viajar y ahora tienes un precioso bebé entre tus brazos te preguntarás si es posible volverlo a hacer. Por supuesto que puedes viajar junto con tu bebé, pero, ¿deberías hacerlo? Quizá pienses que es demasiado peligroso o irresponsable hacerlo, o que es demasiado complicado. También hay quienes piensan que es egoísta porque los bebés necesitan unas rutinas para estar seguros y tranquilos.

Es cierto que a los bebés les gustan las rutinas, por eso si viajas con ellos, es importante crear o mantener las rutinas. Solo es una ruptura ocasional en cuanto al viaje y los bebés se adaptan si mantienes sus horas de comida o sueño. En realidad, los bebés solo quieren estar con sus padres y si viajar hace que todos estéis más felices, entonces viajar no tiene que ser algo negativo.

Piensa bien el destino

Si eres padre o madre primerizo, no escojas un destino que sea complicado, escoge un lugar que tenga buenos accesos y sobre todo, atención médica. Los bebés son susceptibles a ponerse enfermos y por eso es importante saber con qué y con quién tiene contacto. Viajar con bebés es difícil pero no tiene que ser algo malo. No hay mucho trabajo en hacerle una maleta a tu bebé para que tenga todo lo que necesita en cualquier momento, y este trabajo de más, merece la pena hacerlo.

Tu bebé necesita cosas

Los bebés necesitan cosas para estar bien atendidos y tendrás que hacer una lista para que no se te olvide nada de eso. Tu bebé necesitará comer, pañales, mantitas, leche, juguetes, ropa de cambio, etc. Piensa también qué necesita, un albergue por ejemplo no será un buen lugar para ir con bebé pero en cambio, si miráis un hotel con comodidades puede ser una mejor opción.

Ajusta el ritmo a tu bebé

Tendrás que ajustar tu ritmo al de tu bebé, es él quien marca los horarios y lo que tendréis que hacer durante el día. Tu bebé no tiene que adaptarse a lo que queráis hacer, sino que dependiendo de él podréis hacer unas cosas u otras.

Tendrás que ajustar tus expectativas: tu vida ha cambiado, y si crees que la forma en que viajas no lo hará, es probable que te sientas decepcionado. Tener un bebé te cambia la vida, te cambia la forma de pensar y sentir, y también la forma de viajar. Esto es así y debes tenerlo muy presente para evitar posibles decepciones.

Puedes esperar unos meses

Hay quienes no quieren viajar con sus bebés hasta que tienen un año para poder conocerle bien y saber exactamente qué quieren y cuándo lo quieren. Esto está bien porque te hará viajar con más seguridad y podrás planificar las cosas con mayor libertad. Un bebé de meses necesitará seguridad y protección y estar todo el día visitando museos no es la mejor forma de pasar el tiempo con un bebé recién nacido. Así, también tienes tiempo para planificar el viaje y sentirte más preparado para hacerlo.

Consejos para empezar a viajar con tu bebé

A continuación vas a encontrar algunos consejos para que puedas comenzar a viajar con tu bebé y que además, podáis hacerlo con éxito.

Amamantar

La mejor comida para tu bebé es la lactancia materna porque no tienes que prepararla, ¡siempre estará lista! La lactancia materna no solo elimina la carga de biberones, la esterilización, el equipo, la fórmula, etc., sino que también el bebé recibirá anticuerpos valiosos que protegerán contra las enfermedades cuando esté lejos de su hogar.

Aunque si no puedes amamantar por el motivo que sea, entonces tendrás que llevar contigo todo lo necesario para que a tu bebé no le falte alimento en ningún momento que lo pida. Un bebé hambriento puede pasarlo realmente mal, ¡y tú peor!

Lleva un portabebé

Los portabebés son muy prácticos y te ayudará a tener a tu bebé contigo y además, a poder caminar sin cargar con el carro de paseo. Aunque lo vayáis alterando algunos días del viaje, de vez en cuando llevar al bebé en mochilas o fulares para el porteo es una opción excelente. Además no ocuparán demasiado espacio en tu maleta.

Carro de paseo

Además de tener en la maleta el portabebé el carro de paseo también es una necesidad para que tu bebé vaya cómodo, sobre todo cuando quiera dormirse. Dependiendo del tipo de viaje tendrás que escoger un carro que sea más todoterreno u otro que sea más ligero. Los buenos cochecitos son fáciles de empujar, y la mayoría son fáciles de plegar cuando sea necesario. En climas más cálidos, los carros de paseo son más adecuados para que no paséis demasiado calor.

Toallitas para bebés

Nunca te deberán faltar las toallitas de bebés porque estas toallitas húmedas son el mejor amigo para los padres tanto en casa como cuando viajan. Sirven para manchas imprevistas, limpian manos, caras pegajosas, sirven para limpiar el culito del bebé, etc.

Ten en cuenta el horario del bebé

Si hacéis demasiadas cosas acabaréis todos agotados y no disfrutaréis del viaje.lo mejor es tener un buen horario para unas rutinas con el bebé, pasear por parques y salidas que sean cómodas para todos.

Viajar puede ser maravilloso y tu bebé puede crecer amando los viajes, pero es muy importante que tengas estos consejos en cuenta para que la experiencia sea maravillosa ahora y siempre.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *