Hotel Boltaña, Huesca

En pleno Pirineo Aragonés, exactamente en la localidad de Boltaña se encuentra el hotel Boltaña y Parador de San Martín, uno de los primeros paradores de España, remontándose a finales del siglo XIX, el cual gozaba de una insuperable ubicación geográfica, en un cruce de caminos entre Serralbo, Vió, Ainsa y La Solana entre otras localidades, siendo punto de parada obligada para comerciantes y viajeros.

Está rodeado de preciosos paisajes pirenaicos y encantadores pueblecitos medievales y goza de estar al lado del Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido, lo que ya de por sí es uno de los alicientes principales para visitar este increíble destino, siempre esperando a dar la bienvenida a cualquier viajero y de cualquier lugar.

El hotel cuenta con cómodas habitaciones y las más completas instalaciones para que nos sintamos como en nuestra propia casa además de una selecta y cuidada restauración, lo que convertirá a nuestra estancia en una verdadera experiencia que no olvidaremos.

Sus habitaciones son amplias y muy luminosas y en este hotel encontraremos 55 habitaciones repartidas en 2 habitaciones de matrimonio, 6 individuales, 12 con terraza, 26 habitaciones dobles, 8 habitaciones triples y una habitación con cuatro camas y todas ellas gozan de estar dotadas de todo lo necesario como baño completo, calefacción, aire acondicionado, teléfono directo, televisión o conexión a Internet mediante Wi-Fi entre otros.

Asimismo cuentan con un restaurante familiar que da un ambiente muy acogedor y que nos permitirá saborear lo mejor de la cocina regional, con toda la calidad y con una carta innovadora donde se dan la mano las últimas tendencias con los platos más típicos y tradicionales de la zona. A ello se le suma una repostería de primera y una estupenda y amplia carta de vinos para maridar con la mejor de las comidas.

El hotel Boltaña es un rincón perfecto para los viajes en familia dado que es muy tranquilo, acogedor y con unos precios estupendos además de estar situado en un lugar cercano a un campo de fútbol, rel río y de muchas otras instalaciones de ocio enclavadas en la naturaleza, lo que es ideal para aquellos urbanitas que se pasen todo el año en la ciudad y quieran desconectar por completo de su rutina diaria dando paseos por la naturaleza o realizando algunas de las actividades que se pueden llevar a cabo en esta zona como el senderismo, escalada, mountain bike, rafting, canoa, descenso de cañones, ala delta, parapente o rutas a caballo entre muchas otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *