Hotel Palacete Mirador de Córdoba

Córdoba es una preciosa ciudad, repleta de historia, arquitectura y muchas cosas para ofrecer a todo aquel que se anime a conocer esta milenaria ciudad. Una estupenda alternativa para hospedarse en este destino es el Hotel Palacete Mirador de Córdoba, un alojamiento de tres estrellas ubicado en un palacete que se remonta al siglo XIX en una de las últimas estribaciones de Sierra Morena.

Está rodeado de un paraje idílico y de gran belleza natural, repleto de vegetación propia de los bosques mediterráneos. Justo en medio se encuentra el edificio principal, de estilo modernista con pinceladas del barroco andaluz y hay que destacar que está catalogado como de Interés Turístico y goza de protección oficial.

Uno de los lugares más atrayentes del edificio es su terraza, con mirador completamente acristalado, un rincón donde se pueden ver las últimas luces del día caer sobre la campiña y también las ruinas de Medina Azahara, algo verdaderamente mágico.

Sus habitaciones están decoradas de forma sencilla, pero sin perder un ápice de distinción y elegancia, son todas exteriores, cuentan con televisión vía satélite, están completamente climatizadas, tienen teléfono directo y baño completo.

El hotel está dotado de modernas y confortables instalaciones, cuenta con piscina, zonas nobles, conservadas con su estilo original, restaurante, cafetería, Wi-Fi en todas las habitaciones, Amplio aparcamiento gratuito, cuidadas zonas ajardinadas, varias terrazas rodeando al edificio principal, vistas panorámicas, pistas de paddel y varios salones: Mirador, Estatuas y Los Olivos.

Otra de las ventajas, además de la comodidad del hotel y sus excelentes precios son sus accesos, donde en pocos minutos podremos llegar a la estación del AVE sin tener que cruzar la ciudad, así no tendremos que ir de una punta de la ciudad a otra como suele suceder en muchos destinos.

Incluso podremos realizar diferentes actividades de ocio y esparcimiento en las propias instalaciones o muy cerca de ellas, con un posible recargo. Entre estas destacan la caza, ciclismo de montaña, clases de yoga, equitación o paseos a caballo, golf, senderismo o natación, todo ello perfectamente preparado para que nuestra estancia en este estupendo hotel sea lo más placentera posible, porque nuestra comodidad y satisfacción son su compromiso.

Así es el Hotel Palacete Mirador de Córdoba, un estupendo rincón que destaca entre el precioso marco natural donde está enclavado y donde encontraremos un rincón para olvidarnos de nuestra rutina diaria y preocuparnos tan solo de disfrutar y de vivir una experiencia irrepetible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *