Cómo reducir gastos en tus viajes

errores al viajar

Quizá seas de las personas que prefieren no viajar por el gasto que supone, pero la realidad es que con una buena organización y planificación puedes viajar y disfrutar, solo tienes que aprender a reducir los gastos en tus viajes. En ocasiones solo hay que tener en cuenta esos ‘extras’ para reducirlos y que de ese modo, puedas viajar igualmente. El coste global en los viajes va en aumento tanto en viajes de ocio como en viajes de negocios. 

Pero cuando es necesario reducir los costes, es necesario tener en cuenta algunas formas de conseguirlo para que tu viaje no sea demasiado caro pero que al menos, puedas disfrutar igual o más de cómo lo tenías previsto. A partir de ahora podrás ver los viajes desde otra perspectiva, ¡porque habrás aprendido a reducir tus gastos y a disfrutar igualmente!

Formas de reducir gastos en tus viajes

Busca un buen hostal o un albergue

Dependiendo del lugar a dónde te dirijas, un albergue será mucho más barato que un hotel normal. A pesar de la desventaja de que tendrás menos privacidad, porque tendrás dormitorio pero también compartir algunas zonas comunes como por ejemplo, el baño. Sin embargo, la mayoría de los albergues tienen las instalaciones adecuadas, así como algunas sorpresas como zonas para café o Internet gratis.

Por ejemplo, muchos de los albergues que existen disponen de cocina, amplios cuartos de baño, champú gratis, desayuno dentro del precio, estancias de nivel superior, Wi-Fi, servicio de lavandería y servicios de impresión por si necesitas imprimir papeles. Cuando todo esto se encuentra en el lugar a donde vas a viajar y normalmente tiene un precio mucho más bajo que el de un hotel… ¿cómo vas a decir que no? Tu bolsillo estará muy agradecido.

errores al viajar

Alquileres a corto plazo (mensual)

Hay personas que en lugar de ir a un albergue u hostal prefieren ir totalmente por su cuenta. En este sentido puedes optar por alquilar una vivienda a corto plazo porque quizá te salga más económico que pagar semanalmente o diariamente. A la larga, el pago mensual puede que se ajuste más a tu presupuesto. Aunque puede parecer que cuesta más dinero, si calculas el precio puede que te des cuenta de que es la manera más inteligente de ahorrar.

Reservar con gran antelación

Cierto, nunca se sabe lo que puede pasar a medida que transcurren las semanas y los días, pero la realidad es que si reservas con gran antelación podrás ahorrarte bastante dinero. Reservar en épocas de mayor afluencia turísitca es pagar más por menos, no merece la pena.

Si sabes que tienes que volar a alguna parte, o estás mirando para ir a un destino en algún momento del año, empieza a buscar vuelos baratos y hoteles o lugares para tu estancia lo antes posible. Lo ideal es reservar de tres a seis meses de antelación para poder encontrar buenas ofertas.

Existen algunos sitios web como Kayak que te pueden dar buenos precios y además, poder reservar sin problemas. No esperes hasta el último minuto para hacer tus reservas, aunque hay quienes esperan al mismo día para reservar y si hay huecos libres también pueden encontrar algún chollo, aunque esto sería arriesgarse demasiado a quedarte sin tus vacaciones o tu viaje.

Evita gastos de comidas en restaurantes

Sí, es cierto que cuando vas de vacaciones puede que no te apetezca cocinar demasiado, pero si cocinas y prevés cuáles serán tus comidas, te ahorrarás bastante dinero. No tiene nada que ver el dinero que te puedes gastar en un restaurante que si cocinas por tu cuenta en un albergue o en un piso o apartahotel. La compra de alimentos además de ser una buena experiencia en lugares que no conoces, te ayudará también a ahorrar en presupuesto y a guardar dinero.

Si los ingredientes que hay en el supermercado del lugar a donde vas de viaje no los conoces muy bien, puedes buscar recetas por Internet para saber qué platos puedes cocinarte para ti y para los tuyos en tu viaje. No te arrepentirás, probarás nuevos sabores y además aprenderás a hacer nuevas recetas.

Disfruta de las temporadas bajas

Aunque esto dependerá de cuándo te den las vacaciones en el trabajo o de tu época de días libres, si puedes, lo ideal es que puedas disfrutar de tus vacaciones en temporada baja. Durante las temporadas bajas disfrutarás de lo mismo y no pagarás más de la cuenta. Por lo general, no tendrás que lidiar con demasiado calor ni tampoco con aglomeraciones de personas y disfrutarás más de tu destino.

Pero lo ideal es que te informes de cuándo son temporadas altas y temporadas bajas en el destino que quieres visitar, así podrás adaptar tu viaje a esas fechas y no a otras.

Viajar por carretera

Si tienes tiempo de sobra y te gusta la aventura, viajar por carretera solo en compañía puede ser una gran idea y también una gran experiencia para disfrutar de tu viaje. Hay personas que prefieren tener una furgoneta adaptada para poder hacer vida en ella o una caravana… Y disfrutar de la carretera y de todos los lugares que nuestro mundo tiene por ofrecer.

Solo tendrás que pensar en la ruta que quieres seguir, preparar tu caravana o furgoneta para que tu viaje sea agradable y disfrutar de los lugares que el camino te va poniendo a tu paso. Sin duda puede ser una gran experiencia que te haga crecer a nivel interno y también que te enseñe a disfrutar de  los viajes de una forma más tranquila, pausada y ahorrando dinero en restaurantes, billetes u hoteles… ¡Porque lo llevarás todo contigo!

Estas son algunas formas para poder reducir los gastos en tu viaje y que además de gastar menos dinero, podrás disfrutar igualmente de tu viaje, sea cuál sea tu destino. En ocasiones, tan solo un poco de organización y planificación con tiempo te ayudarán a que puedas disfrutar de tus viajes sin tener que gastar más de la cuenta. Disfrutar de un viaje no tiene que estar reñido con no gastar demasiado.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *