Lugares con encanto e historia en Burgos

Sin salir de Burgos es posible pasar agradables jornadas, descubriendo rincones llenos de encanto, que encierran parte de la historia de la ciudad, conozcámoslos.

Arco de Santa MaríaEl Arco de Santa María (imagen superior) constituyó una de las doce entradas a la ciudad. Conduce a la Catedral a través del puente del mismo nombre.

Palacio de Castilfalé. Actualmente Archivo Municipal de Burgos, el Palacio fue residencia de Fernando VII o el mismísimo Napoleón Bonaparte. Se erigió sobre una casa de la nobleza burgalesa en el siglo XV y ha ido sufriendo diferentes reformas, siendo sus últimos propietarios los Condes de Castilfalé, quienes lo donaron a la ciudad en 1969.

Casa del CordónLa Casa del Cordón (imagen derecha), o Palacio de los Condestables de Castilla, se ubica en el casco histórico de Burgos, en la Plaza del Mercado Mayor. Data del siglo XV y fue residencia temporal de Cristóbal Colón cuando regresó de uno de sus viajes.

Casa de Íñigo Angulo. Toma su nombre de sus últimos dueños, y muestra, en su fachada el escudo familiar. Se encuentra anexa al Museo de Burgos y data del siglo XVI.

Por otra parte, en Burgos es muy famosa la Plaza del Cid, llamada así por lucir una estatua en bronce del Caballero Rodrigo Díaz de Vivar sobre una rotonda.

En Burgos, sus espacios arquitectónicos muestran los vestigios históricos acontecidos en la ciudad, pero además es posible encontrar rincones donde uno no puede retener los sentidos, y tan solo sabe dejarse llevar por un momento de inspiración. Nos estamos refiriendo al Paseo del Espolón, antaño paseo de diligencias, hoy uno de los jardines más emblemáticos de la ciudad. Sirve de vía de enlace entre la antigua puerta de entrada, el Arco de Santa María con el Teatro principal, de ahí que se conozca en Burgos como “el salón”

Plaza MayorY sin perder de vista el Paseo del Espolón, ya que limita con este,  cabe mencionar la Plaza Mayor de Burgos,(imagen superior) antaño vía de entrada de los carros que entraban mercancías a la ciudad y que fue remodelándose dejando un espacio central, de paseo y esparcimiento, y construyendo edificios alrededor, formando la estructura que hoy conocemos, de gran riqueza colorista.

Un paseo por los restos de las Murallas de Burgos nos da debida cuenta de la necesidad de salvaguarda que tenía la ciudad en el siglo XIII. Actualmente poco puede conservarse hoy, ya que muchos de sus muros fueron destruidos en los siguientes periodos de su historia, no obstante, aun pueden apreciarse sus vestigios repartidos por el Paseo de los Cubos, muralla que circundaba por completo la ciudad, El Arco de San Gil y el de San Martín, este último con clara influencia árabe, o la Muralla de San Esteban, del medievo.

Mirador del Parque del CastilloPor último, ya que este artículo sería interminable y nos hemos limitado a mostrarte una reseña de los lugares con encanto e historia de la ciudad de Burgos, nos queda referirnos al Parque más hermoso de la ciudad, el Parque del Castillo, un entorno natural, rodeado de zonas ajardinadas, en el que se ubica un Centro de conservación animal de aves. Desde este parque es posible admirar una vista panorámica de la ciudad gracias a su mirador, ya que se ubica en la parte alta (imagen superior) .