Historia de Coruña

Los primeros datos de civilización sitúan al hombre en el Castro de Elviña y Alto de Santa Margarita. No obstante se localizan varios castros en el territorio. El pueblo que habitaba la zona era ártabro, de raza celta. La bahía de La Coruña se conoce en ese momento como el “Gran puerto de los Ártabros”, siendo uno de los puntos fundamentales de la ruta del estaño. Es un caudillo ártabro, Breogan, quién funda la ciudad de Brigantia, actualmente La Coruña.

En el año 61 a.c. los romanos, al frente de Julio Cesar, llegan a la ciudad buscando la ruta de los metales, quedando testimonio de esta época distintos restos como lápidas, sepulcros, monedas, etc.

Bajo el dominio romano, La Coruña se convierte en puerto de ligera importancia y es en el siglo II d.c. cuando se construye la Torre de Hércules en Brigantium,  el nuevo nombre que recibe la ciudad de La Coruña.Historia de Coruña

El Imperio Romano cae y la ciudad pasa por distintas manos: visigodos y musulmanes,  con escasa influencia gracias a la resistencia gallega y al reino cristiano de Asturias, del que llega a formar parte.

Durante los siglos posteriores son frecuentes los ataques vikingos aniquilando todo lo que encuentran y haciendo que el pueblo se repliegue al interior en busca de zonas más protegidas.

En 1208 la ciudad es refundada por el rey Alfonso IX, lo que supone para el pueblo librarse del vasallaje al clero y a los señores feudales que hasta ese momento se repartían el territorio gallego. Pronto llegará cierta prosperidad con el comercio de la sal y la ciudad se fortificará construyendo las murallas que protegen al centro de la ciudad vieja.

En 1446 Juan II otorga a La Coruña el titulo de ciudad.

Tras periodos de guerras en el territorio español, La Coruña sufre momentos de avance y retroceso a lo largo de los siglos posteriores.

Es a finales del siglo XIX cuando comienzan a instalarse en la ciudad nuevas industrias y bancos que serán la base de la futura urbe. La vuelta de los gallegos asentados en el caribe, que volvían con importantes fortunas, y la explosión demográfica y económica del momento van conformando la actual ciudad.

Las consecuencias son la creación de más industria, la potenciación del puerto y el crecimiento de negocios y servicios en la ciudad. Arquitectónicamente también se convierte en una de las mejores muestras del modernismo y vanguardismo.

Actualmente es el centro urbano más poblado de Galicia, Comunidad Autónoma a la que pertenece, la infraestructura creada, su puerto, su dedicación a la industria y los servicios la ha convertido en una ciudad próspera. Sus playas, su entorno natural y su gastronomía hacen que el turista se sienta atraído y tentado de visitarla.Gaita gallega

Por otra parte, La Coruña es un lugar rico en tradiciones, costumbres y supersticiones, al igual que el resto del territorio gallego, que forman parte de su cultura. Se sabe que esta zona es la más propicia, dentro del territorio español, a creer en brujas, las llamadas “Meigas”, en el mal de ojo y en todo un mundo relacionado con la brujería.

Fiestas como la Noche de San Juan son celebradas al igual que distintas romerías. Los “Fiadeiros”, formados por música y bailes tradicionales como la muñeira, el más popular, acompañados por la gaita, instrumento típico gallego y de origen celta. Antiguamente,  durante esta fiesta, se encendían hogueras en las que se asaban castañas, alimento tradicional del pueblo gallego.