Monumentos de Barcelona

Podemos empezar en la Plaza de Catalunya, en el centro de la ciudad, entre el Paseo de Gracia y La Rambla, en ella encontramos esculturas dignas de ser conocidas como La Diosa de Josep Clará y El Pastor de Pablo Gargallo. Entre esta y el mar encontramos el Barrio Gótico, que forma parte de la Ciutat Vella, es el centro medieval de la ciudad y un verdadero laberinto, podemos encontrar en él ruinas de la fortificaciones de la época Romana, en su parte más alta encontramos la Plaza de Sant Jaume, y cabe visitar en esta zona: la Catedral Gótica de Santa Creu del Siglo XIII que no fue terminada hasta el año 1880, la Plaza del Rei o la Plaza del Reial. Es un barrio lleno de sorpresas en sus rincones, con una arquitectura que impresiona e ideal para pasear.

De la Plaza de Catalunya también sale La Rambla, avenida de dos kilómetros que termina directamente en el mar, es turística por naturaleza y supone para sus visitantes un paseo multicultural, en su recorrido podemos encontrar todo tipo de espectáculos, kioscos vendiendo flores, de hecho hasta el Siglo XX era el único sitio donde se podían comprar flores en Barcelona, terrazas o teatros. Destacan en esta zona el Mercado de la Boqueria que nació como un mercado ambulante y del que se tiene constancia desde el Siglo XII, ya entonces había mesas para el despacho de carnes y otros productos, hoy este mercado es una fiesta de colores y en él se encuentran los mejores productos para una buena dieta Mediterránea.

A través de la Rambla encontramos también la Academia de las Ciencias, La Iglesia Gótico-Barroca de Belén, el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, que es el teatro en activo más antiguo de la ciudad, sobre todo dedicado a la ópera, por lo que se considera uno de los más importantes del mundo o también podemos encontrar el Palau de la Virreina de estilo Barroco.

Como decíamos antes La Rambla termina en el mar, para ser más exactos termina en la Torre de Colón, que domina el puerto. Es una columna de hierro de 50 metros de altura que sostiene la estatua de Colón señalando el mar. Se puede visitar en ascensor que nos lleva a la parte superior de la columna desde donde se puede ver todo el puerto y Montjuic .

Si queremos dar un paseo con el arte como telón de fondo podemos elegir las obras de Gaudí, no podemos dejar de visitar La casa de los Puixes, o casa de los pinchos, el Parque Güell situado en el norte de Barcelona, construido sobre una colina, es un parque lleno de senderos, rutas y caminos angostos, tantos que parece que vas a perderte, no obstante, esto no es posible pues el parque está lleno de mapas en su recorrido. Cuando paseas por él puedes encontrar mucha vegetación, esculturas, mosaicos, pasadizos y por supuesto unas maravillosas vistas de la ciudad de Barcelona.

Otra obra de Gaudí que no podemos perdernos es La Pedrera, terminada de edificar en el año 1910, es un edificio lleno de imaginación que más que una obra de la arquitectura parece una escultura. Es una de las obras más importantes y esenciales de Gaudí. Podemos continuar disfrutando de este genio en La Sagrada Familia, catedral inacabada del autor, actualmente sigue en proceso de construcción, recientemente La fachada de la Natividad y La Cripta de La Sagrada Familia han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Otro lugar a visitar es la Casa Batlló, reformada por Gaudí a petición de la familia Batlló que dio lugar a una de las casas más especiales y originales de Barcelona. Un claro y conocido ejemplo del arte Gótico Catalán es La Iglesia de Santa María del Mar, del Siglo XIV , llama la atención sus monumentales dimensiones y el reverso de sus vidrieras, entre otras cosas. Esta Iglesia está situada en el barrio de la ribera, en el Born, otro de los exponentes de la antigua Barcelona.

El Born significaba “torneo” y en la Edad Media era testigo de Procesiones, torneos, carnavales y quema de Herejes por la Inquisición. Hoy en día es un lugar lleno de bares para el tapeo y un buen lugar para disfrutar de las noches de Barcelona, además de encontrar allí una corriente de arte alternativo. En sus alrededores también pueden disfrutar del Palau de la Música de Barcelona, decorado con Mosaicos en su exterior y deslumbrante en decoración en su interior, es un claro ejemplo del modernismo en Barcelona. También en esta área encontramos El Museo Picasso, formado por cinco palacetes, donde se exponen 3500 obras del autor.

Un capitulo aparte merecería La Barceloneta, ya desde 1754 se empezaron a construir allí las primeras casas de pescadores llenándose de una población relacionada con las actividades portuarias. Hoy en día es un pueblo marinero y de pescadores, es una zona muy animada, llena de bares musicales y restaurantes de marisco, pescado fresco, tapeo con sus bolas de patata rellenas de carne y adornadas con salsa picante. Se puede disfrutar allí de sus playas y visitar en sus alrededores la Villa Olímpica, creada a raíz de los Juegos Olímpicos de 1992.

No podemos olvidar hacer una referencia al “ Monte de los Judíos” o Montjuic, llamado así por encontrar un cementerio Judío en él. Este es un monte lleno de interés turístico, podemos encontrar en su falda el Estadio Olímpico LLuis Company o La Fundación Joan Miró o El Castillo de Montjuic, una fortaleza del Siglo XVII, aunque si podemos detenernos en algo por único es en El Pueblo Español. Este es un pueblo dentro y asentado en la montaña, construido a partir de La Exposición Universal de 1929 y remodelado y restaurado hasta convertirse en lo que hoy es. En él se refleja toda la arquitectura popular Española cuidada al detalle, es de visita obligada para quién disfrute de la arquitectura. Destacan también las compras artesanales, la restauración, los espectáculos, las fiestas, verbenas, conciertos. Es, también, una vista familiar pues tiene múltiples rincones para los niños.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print