Monumentos de Murcia

Catedral de MurciaSi hay un monumento para destacar en Murcia por su grandiosidad es la Catedral de la ciudad. Se encuentra en el casco antiguo, concretamente en la plaza del Cardenal Belluga. Comenzó a construirse sobre los restos de la Mezquita Mayor de la ciudad en el siglo XIV y se concluyo en el siglo SXVIII, que es cuando finaliza la construcción de su torre, famosa y emblemática. Debido a las distintas épocas por las que pasó la construcción de este monumento, se encuentran en él distintos estilos arquitectónicos como el gótico, el renacentista y el barroco, observando también en el campanario influencias de estilo rococó y neoclásico.  Este campanario es uno de los signos más relevantes de la ciudad, su altura es casi de 100 metros y consta de 27 campanas que ya en la antigüedad avisaban de posibles problemas con el cauce del río Segura.

Si queremos contemplar edificaciones religiosas podemos continuar nuestra visita por la Iglesia de Nuestro Padre Jesús, construida en el siglo XVIII y que actualmente alberga el Museo de Salzillo. La Iglesia de San Juan de Dios, que supone una muestra del barroco de la época de gran valor. El convento de Santo Domingo o la Iglesia de San Miguel, ambas edificaciones dignas de ser visitadas. El Monasterio de Santa Clara del Real, conocido también como “las Claras”, de la época del medievo, construido entre los siglos XIV y XVIII. En él se encuentran los restos de al-Qasr al-Sagir que era un palacio árabe del siglo XIII y del que se han recuperado distintos elementos. El convento de las Agustinas, donde podemos admirar el retablo mayor de estilo barroco y distintas piezas de Salzillo.

Podemos visitar numerosos palacios entre los que podemos recomendaros el Palacio Episcopal, construido en el siglo XVIII, de estilo rococó con una magnifica fachada al exterior y una posterior orientada al río Segura que también destaca por su belleza. El Palacio Almudí que fue construido en el siglo XVIII y servía de almacén para el trigo en aquella época en la que se llevaban a cabo negociaciones y transacciones con el grano. Hoy en día en él se celebran todo tipo de exposiciones. El Palacio Blasonado de los Almodóvar, del siglo XVII y de estilo manierista, unido a la Iglesia de Santo Domingo por un arco lateral. Destacan las esculturas de los dos hombres salvajes en él.

Otros palacios a destacar serían, el Palacio de los Saavedra, el Palacio de Floridablanca o el Palacio de San Esteban.

El puente viejo de Murcia

Destacan también los puentes que cruzan el río Segura y unen ambos laterales de la ciudad como el Puente de los Peligros o Puente Viejo, del siglo XVIII. A un lado del puente se encuentra la capilla de la Virgen de los Peligros, ante la cual la gente tiene la costumbre de santiguarse y al otro lado del puente se encontraban en

aquella época los molinos harineros de la ciudad que luego desaparecieron. El Puente Nuevo es metálico, de hierro y fue construido a principios del siglo XX y podemos destacar otros de más reciente construcción conocidos popularmente como el Puente de Calatrava y el Puente de Manterola.

También os recomendamos visitar los restos de la muralla árabe que aún se conserva en alguno de sus tramos.

La ciudad de Murcia también cuenta con bellas plazas como la Plaza de Santo Domingo, conocida por todos como punto para quedar, la Plaza de Julián Romea, la Plaza de las flores, una de las zonas donde más acuden los visitantes a tapear o la Plaza de Santa Catalina, considerada hasta hace poco como la Plaza Mayor de la ciudad.

En cuanto a las obras escultóricas que podemos encontrar en nuestros paseos por las calles de la ciudad podemos destacar el monumento al Conde de Floridablanca o el monumento al Cardenal Belluga (foto inferior).Monumento al Cardenal Belluga

Y finalmente recomendaros que os deis una vuelta por el malecón y su paseo. Fue construido en el siglo XV para contener las aguas que se desbordaban del río Segura, posteriormente y a consecuencia del paso del tiempo y el desgaste hubo que reformarlo  ya en el siglo XVIII. Se levanta a 3 metros del suelo y se adentra en la huerta con una longitud de 1500 metros pareciéndose a una lengua de piedra. Hoy por hoy es un lugar emblemático en la ciudad de Murcia, dedicado al ocio y al paseo.