Comunicaciones Tarragona

Llegar a Tarragona es sumamente sencillo, gracias a la existencia de aeropuertos cercanos, así como una infraestructura de carreteras completa y moderna, unos medios de transporte adecuados y un puerto de entrada vía marítima.

Aeropuerto de Reus

Para llegar en avión, la opción más cercana se situa en el aeropuerto de Reus, a tan solo 7 kilómetros de Tarragona. Aquí, Ryanair cubre varias rutas. De Reus podremos llegar fácilmente a Tarragona, normalmente en línea de autobus urbana, de la compañía Hispano Igualadina (Telf. 902 44 77 26), aunque también podremos hacerlo en taxi.

Otra opción para decidirse por el avión la tenemos en el propio aeropuerto de Barcelona, aunque este nos cogerá más alejado, a unos 80 km. de Tarragona, aunque la ventaja es la total operatividad de todas las compañías aéreas nacionales e internacionales, por lo que resulta el punto de partida ideal de todo el turismo procedente del extranjero. De este aeropuerto podremos trasladarnos a Tarragona bien por carretera, utilizando un coche de alquiler, (escogiendo esta opción tendríamos que tomar la AP7 o la A-16), bien en autobús interurbano que cubre la línea Barcelona-Tarragona, por la empresa Autocares Plana (977 21 44 75) o tomando el tren, con transbordo en Sants.

Carreteras de acceso a TarragonaComo te decimos, también es posible arribar a la ciudad por carretera, directamente desde cualquier otra capital española, o extranjera, gracias a la comunicación de la autopista AP 7, que une Tarragona con Barcelona y Valencia, pasando por Tortosa. De Lérida, Zaragoza o Madrid se llega a través de la AP 2. Por otro lado, la Nacional 420 une Tarragona con Reus y Teruel, y, además, gracias a una completa y nutrida red de carreteras comarcales la capital se comunica con todos y cada uno de sus pueblos.

Si por el autobús, para entrar o salir de la ciudad, nos decantamos, Tarragona tiene su estación de autobuses con líneas de cercanías y otras tantas Nacionales o internacionales. Para las poblaciones cercanas, Eurolines (93 367 44 00) es la opción, mientras que ALSA (902 44 22 42) une la ciudad con otras tantas capitales nacionales, así como HIFE (902 119 814), que cubre el resto de las capitales a las que ALSA no llega. Lo mejor es informarse, telefónicamente, o a través de las páginas web de ambas compañías, para escoger la mejor combinación posible.

Estación de Alta Velocidad de Tarragona

Para el tren podremos optar por la estación del centro de la ciudad, que cubre las conexiones con líneas regionales y de largo recorrido. Por otro lado, la Estación de Alta velocidad, de reciente implantación en la ciudad, se ubicó para cubrir la demanda de trenes de alta velocidad que muy pronto cubrirán la totalidad de la península y que, obviamente irán vertebrando la capital con el resto de estaciones que ya cuenten con líneas de este tipo. A esta estación llegarás si has tomado un A.V.E. desde, por ejemplo, Madrid, Lleida, Sevilla o Córdoba. Puedes informarte más ampliamente en el portal web de renfe, comprar incluso tus billetes online, o hacerlo por vía telefónica en el número de atención al cliente 902 32 03 20. Hay una línea de autobús que cubre el trayecto directo desde Tarragona hacia esta estación.

Si por el mar te decides a llegar a Tarragona, has de saber que su puerto comercial permite la llegada de buques y trasatlánticos de enorme envergadura gracias a sus más de 20 metros de profundidad de calado, con un total de 97 atracaderos. Dentro del mismo puerto existe una línea de ferrocarril que lleva hacia todos los muelles y que sirve de enlace con las carreteras anexas a estas instalaciones marítimas.

El puerto deportivo, en caso de que desees llegar a la ciudad en tu propio barco, cuenta con un total de 441 amarres, con unos precios bastante económicos por el hecho de que tu embarcación duerma en la Imperial Tarraco. En temporada alta te costará, a diario, unos 23 euros por amarre, mientras que en temporada baja el precio desciende hasta los 10 euros aproximadamente. En estas tarifas están incluidos el agua y la electricidad que se consuma.