Qué y dónde comer en Tarragona

civet de jabalí

El mar Mediterráneo ofrece unos frutos característicos, y la cocina mediterránea es reconocida mundialmente. Hablamos de los pescados en Tarragona, como ciudad pesquera y marinera tiene en este alimento uno de los principales protagonistas  de su cocina. Pero además, la cocina tarraconense, nos brinda una propuesta muy variada y rica. Además del pescado,  en esta capital se combinan y cocinan muy bien las carnes, y ambos platos  se riegan con ricos y saludables vinos de la tierra, una cocina apta para los paladares más refinados, para todos los bolsillos, para grandes y pequeños.

A continuación vamos a detallar los platos típicos de Tarragona, esperamos que la propuesta gastronómica te resulte interesante, pero sobre todo apetitosa.

La calçotada es el plato más típico de Tarragona. Consiste en asar a fuego vivo unas cebollas tiernas, llamadas calçots. Se acompañan de una salsa típica, que se elabora con almendras, ajos, vinagre, aceite y sal, entre otros ingredientes. La calçotada reúne a las familias en torno a este plato tan exclusivo de la comarca.

También es posible deleitarse en Tarragona con la carne de cordero, elaborada a la brasa, y acompañada de verduras asadas. Encontramos, como ya dijimos, también una variedad de pescados con los que se elaboran entremeses diversos, y suelen acompañarse de salsa de romesco. El arroz a la banda goza de enorme popularidad en Tarragona. Si hablamos del bajo Penedés, no podemos dejar de nombrar a su típica ensalada elaborada con bacalao y atún, escarola, o tomates, es la ensalada llamada xato. Se acompaña de una salsa a base de ingredientes diversos variados y contundentes, como por ejemplo ñoras ralladas, almendras, tomates maduros asados, pan frito, ajos asados, etc.

El jabalí, preparado en el típico Civet de jabalí, más la cazuela de payés con bacalao, o los pies de cerdo, son platos contundentes para los fríos inviernos de la zona. Delicioso es el conejo con albóndigas de bacalao así como su sopa de Brosses, más caldo que otra cosa. La ensalada de agallas y el conejo con romesco son típicos de la comarca Terra alta.

Comer en TarragonaSi de postres hablamos, en Tarragona los más golosos pueden saciar el paladar con caprichos y delicias tales como los Pastissets, los Bufats (elaborados con avellanas), el Avellanat de scala Dei, o las galletas artesanales, típicas de la zona.

Por otro lado, la uva tiene especial importancia en Tarragona, es por lo que los caldos de esta fruta, transformados en olorosos vinos, gozan de fama mundial. Son vinos con el punto de acidez justo, los hay con aromas afrutados, ligeros, frescos, aterciopelados, rancios, envejecidos,  fuertes, equilibrados, con mucho cuerpo, pero todos de fuerte personalidad y sobrados de sensaciones. Son el complemento perfecto de un buen plato de carne, pescado,  y el aderezo para el disfrute de los postres más exquisitos.

Aquí tienes una lista de las denominaciones de origen más famosas y populares de Tarragona:

  • Denominación de origen Penedes
  • Denominación de origen Conca de Barberá
  • Denominación de origen Priorat
  • Denominación de origen Tarragona
  • Denominación de origen Terra alta

Para comer en Tarragona, disponemos de una oferta gastronómica amplia, variada, siempre sugerente, y adaptada a todos los bolsillos.

La cocina más selecta se da cita en el Merlot, (C/Cavallers, 6 -977 22 06 52), pequeño establecimiento donde disfrutar de cocina típica catalana. El Cal Brut o el restaurante La Onada, elaborarán para nosotros la mejor cocina del mar, pues está ubicado en el típico barrio de pescadores de la ciudad (Sant Pere, 14 -977 22 93 79). En Sol-Ric (Vía Augu sta, 227 – 902 095590-Ext. 14979)tenemos una rica y variada carta. Es un local amplio, espacioso, en el que deleitarse con los típicos Romescos y unos menus diarios realmente asequibles. Cierran todas las semanas los domingos por la noche y lunes.  Can Bonachi, (Vileta de mar, 5-902 095 590-Ext. 11870) en cambio, de pequeño tamaño, es el lugar perfecto para comer o frenar cerca de la playa. Delicioso, y muy recomendable, el arroz con bogavante.