Ir de compras por Granada

Taracea granadina

La facilidad que tiene Granada para mostrarte el encanto de sus calles y, al mismo tiempo, ofrecerte lo mejor de sus artesanos es algo que, sinceramente, no puede describirse con palabras, lo mejor es vivirlo y gozarlo plenamente.

Granada es, tradicionalmente morada del más puro artesanado autóctono. Son típicas las compras de cajas de taracea, una artesanía en la que se intercambian diferentes tipos de madera, formando dibujos y formas geométricas realmente hermosas. Cerca del Paseo de los tristes, en la Calle Cuesta de Chapiz, tienes el taller de Fco. rienda, afamado artesano de taracea granadina, o también la famosa casa de fabricación en taracea “Artesanía Beas”, en la Calle Santa Rosalía, de cuya inspiración salieron los dos productos de la fotografía superior que te mostramos.

Guitarras artesanales en GranadaAsí también, es difícil no encontrar un establecimiento típico para el turista en donde no haya expuesta alguna guitarra, elemento artesanal de una belleza increíble. Obviamente, en el barrio con más solera y arraigo de la ciudad, el Albaicín, podremos encontrar los mejores talleres de este instrumento, como el de Don Germán Pérez Barranco, en Camino nuevo de San Nicolás, o el de Don Juan López, en la plaza Aliatar.

Así también, sin salir del Albaicin, será posible adquirir productos de cuero o figuras y vasijas de cerámica.

Por otro lado, un producto muy típico de la zona, el cobre repujado, tiene especial relevancia en Granada, en donde sus artesanos se afanan en lograr piezas únicas y de un notable valor. Como suele ocurrir con estos productos,  son la principal fuente de ingresos de muchos de estos artesanos, para algunos la única, para nosotros suponen un gran atractivo, pero un buen “bocado” al bolsillo, por lo que, si te decides por una jornada de compras típicas, deberás aprovisionar con bondad la cartera…

Dulces típicos GranadinosPero no solo de figuritas y guitarras podrás llenar la maleta, porque el paladar puede ser muy agradecido igualmente y completar un pequeño detalle con un bocado de gloria, el realizado por las manos artesanas de las monjas del Convento de Santa Catalina, por ejemplo, situado en la Crtra. del Darro. Las religiosas venden sus dulces en el propio convento, pero te podemos asegurar que muchos de los establecimientos de pastelería típica de Granada, como “Flor y Nata”, por ejemplo, en la Avda. de la Constitución, comercializa las delicias pasteleras de tan nobles manos.

Por otra parte, dependiendo del día de nuestra visita a Granada, será posible adquirir presentes en algún mercadillo típico de la ciudad. A diario, el mercadillo de Plaza larga, ofrece flores y frutas a los viandantes, mientras que el de La Chana es el tradicional mercado de ropa, fruta, especias y flores, que monta sus puestos cada miércoles. Luego tenemos el mercado de Zaidín, que “abre” solo los sábados, o el de La Cartuja, que lo hace únicamente los domingos.

Granada también es una ciudad cosmopolita, y hace posible adquirir todo tipo de productos. Los más modernos y de estilo contemporáneo, por ejemplo, los encontraremos en sus Centros Comerciales, como el C.C. Neptuno u otros tantos de renombre y prestigio en nuestro país.