Lugares con encanto e historia en Granada

Uno no puede visitar Granada sin notar una sensación especial, diferente…Algunas de sus calles desprenden un cierto halo de misterio, fruto de la mezcolanza de culturas que en ellas habitaron, y aun es posible encontrar vestigios de esas antiguas casas y palacios en los que se planearon guerras y se estrecharon manos como símbolos de alianza entre pueblos.

Uno de los rincones más bellos de toda Granada es, sin duda, El Generalife, verdadero exponente de la exuberancia arquitectónica de los árabes. Ubicado en el Cerro del sol,  era utilizado como morada de descanso de los reyes y se caracteriza por sus hermosos jardines y patios, antaño compartidos con tierras de labranza.

Por otro lado, el distrito más emblemático de toda Granada es el Albaicín, un antiguo barrio árabe, ubicado entre otros tantos rincones representativos de la ciudad como son el Sacromonte, el Cerro de San Cristóbal o la Calle Elvira. Todo su entorno rezuma un alto exponente del arte musulman, restos de esta influencia se encuentran en los baños del Bañuelo, antaño baños públicos para los más pudientes. Se le han conocido hasta 30 mezquitas entre sus estrechas calles, abarrotadas de pequeñas casas. Una de las vistas más hermosas de todo el Albaizín la podremos tener desde la Alhambra, donde quedarán dibujadas, casi en vista panorámica, la multitud de callejuelas y rincones que lo conforman.