El ocio en Granada

Patio de los leonesPara vivir, Granada, y para divertirse ¡Granada!… Estamos hablando de una ciudad en la que la propuesta de ocio es tan variada como aquellos que la habitan: visitantes espontáneos, tribus urbanas, sibaritas o extranjeros, todos encuentran un rincón idóneo para compartir, con la mejor compañía, el anochecer y la madrugada Granadina.

Granada, como cualquier ciudad universitaria, reune el bullicio de sus estudiantes, y un ambiente característico, donde la noche se vive de una manera especial.

La primera recomendación que podemos haceros es que, antes de pasar a las esencias de la destilería más variopinta, evitéis perder el norte antes de tiempo llenando el estómago, para ello Granada muestra un extenso catálogo de bares y tabernas, en los que empezaréis una buena noche de tertulia antes del desenfreno de la música y la copa de turno.

La zona de ocio preferida por los universitarios es la que hay junto a la plaza de toros, así como la zona colindante a la Calle Pedro Antonio, aquí podréis empezar vuesto periplo nocturno a base de una buenas viandas, sin rascar mucho la Visa… La parte urbana con la esencia más árabe de la ciudad, por ejemplo, la Calle Elvira, es un buen punto de reunión de todo tipo de jóvenes, aquí se mezclan universitarios y tribus urbanas. Toda esta zona está repleta de la esencia nocturna de la capital, y en ella encontraremos una buena propuesta que se adapte a nuestros gustos dentro de una carta variada de pubs, salas de conciertos de rock o de Jazz.

El centro es, como en cualquier otra ciudad, lugar para la clientela más adulta y con mejor poder adquisitivo.

La mejor recomendación que podemos hacerte para empezar la noche, o quizá para tomarla como la única alternativa a tu salida nocturna, siempre que te guste el Jazz, es el Bohemia Jazz Café, ubicado en la Calle Santa Teresa, de hecho, la prestigiosa guía Michelín lo tiene a buena cuenta y lo referencia en sus ediciones, año tras año.

Así también, otras propuestas para una buena noche granadina son : El Barrio Latino, como su nombre indica, aquí el fuerte es la música latina y el ritmo sabrosón, un buen ambiente y mejores copas, situado en San Juan de Dios. Sáhara, con actuaciones de la danza del vientre, exotismo y un toque de sensualidad mientras degustas una copa en buena compañía, en Calle Salvador Allende. Alambique, caracterizado por un buen ambiente Jazzero, en el que podrás empezar la tarde con un buen café y abrir boca para la noche con un cóctel, está en Calle Molinos. Para ritmos radicales y rebeldes, como el Hip Hop,  y contentar a los rockeros más convencidos, Patapalo, en Calle Naranjos. Entresuelo ofrece, además de buenas copas, un buen surtido de cafés, en Calle Azacayas. Para los más bailones de la pista, Rincón de San Pedro, en Carrera del Darro. Espectáculos en vivo en Fondo Reservado, también en Carrera del Darro. Para los que viven la esencia andaluza y quieren que el flamenco les acompañe por la noche, Eshavira, en Postigo de la Cuna. Si buscas la marcha al más puro estilo de la Samba, Mais que nada, ambiente típicamente brasileño, donde aburrirse está absolutamente prohibido, en C/ Pintor López Mezquita.

Si te va la cerveza y la buena bebida Irlandesa, Hannigan & Sons, en Calle Cetti Meriem, o si te mueves por los acordes del ritmo House, Morgan, en Obispo Hurtado.

Desde El Tornillo se han propuesto que no pares de bailar, así que si el cuerpo te aguanta desde bien temprano, en C/ Mano de Hierro están dispuestos a darte la mejor música.

Si eres de los que no pueden dejar de mover las caderas al ritmo del mejor merengue y la más seductora bachata, en Salsero Mayor te esperan, están en La Paz.

El típico lugar de ambiente, tranquilo y acogedor, Chueka, en Calle Goya.

Si lo que te va es la tranquilidad de una tarde de tertulia junto a un té, puedes irte a Rick’s, en C/ Caldedería Vieja.

Si una tarde nuestro cuerpo pide tranquilidad, y quiere pasar una agradable jornada a base de palomitas y refresco, Granada ofrece diversas propuestas a modo de multicines, salas con las más modernas tecnologías de imagen y sonido para disfrutar del séptimo arte como merecemos. Empezamos por el Centro Multicines Granada (C/ Solarillo de Gracia), un clasico local que aun conserva la esencia de los antiguos cines de hace unos años,  algo obsoleto si lo comparamos con las moderneces de la actualidad, pero menos abarrotado de público y una buena alternativa para aquellos que no quieran moverse del centro. Para despliegue de medios y sonidos en todo el surround tolerable, sin duda Kinépolis Granada (en C/ Billy Wilder, de Pulianas) es la opción.

Costa tropical de GranadaPero aquí no acaba la propuesta de ocio, porque Granada tiene mar, sí, una espléndida y maravillosa costa bañada por el mar mediterráneo, de gran diversidad y con multitud de playas para pasear, jugar al voley o disfrutar con los pequeños, o los más creciditos, haciendo castillos de arena, adquirir un tono de piel doradito y deleitarse con alimentos de la tierra frescos y apetitosos, elaborados al más puro estilo tradicional pesquero, como las sardinas asadas en espetos.

Entre Málaga y Almería se encuentra la costa de Granada o, mejor dicho, la Costa tropical, en donde se incluyen las playas de las poblaciones granadinas bañadas por el mar. Aquí la propuesta es amplia, si un día quieres coger el coche y poner un pie en la arena puedes elegir destinos tan maravillosos como Motril, Almuñécar, La Herradura o Salobreña. Estas poblaciones, tradicionalmente de actividad pesquera, han ido transformándose hacia una ciudad de acogida turística, sin embargo, ninguna de ellas puede obviar su pasado en las artes de la pesca. En las capitales costeras granadinas no solo vas a poder darte un chapuzón, también conocer su dimensión natural y su capacidad turística, practicar senderismo por sus sierras o recorrerlas en bicicleta. También dormir en sus Hoteles, ya que estas poblaciones, como te decimos, están preparadas para llegadas masivas de turistas, ya que se han convertido en un referente en cuanto al litoral español de refiere. Y también disfrutar la noche, porque su internacionalización lo es también para la oferta de ocio y disfrute de tiempo libre que pueden ofrecer al visitante, no te las pierdas!!

Y volviendo al interior, la posibilidad de ocio y recreo puede realizarse tranquilamente, mientras leemos un libro en el banco de un parque, o mientras damos un relajante paseo mientras aspiramos el oxígeno que exhala su arboleda…

Parque de los Jardines del Triunfo en Granada

Y es que Granada, si de algo puede presumir, es de cuidar con esmero sus parques urbanos, en donde encontrar especies vegetales autóctonas e importadas y perfectamente adaptadas al entorno. Un ejemplo lo tenemos en El Parque de los Jardines del Triunfo, un espacio natural de gran extensión, asfaltado, iluminado y dotado de papeleras. Destaca su imponente fuente, que de noche realiza diferentes juegos de luces y colores, así como la gran cantidad de arboleda que posee, entre acacias, cipreses, olmos, plataneros o cedros, entre otras muchas especies. Este parque se ubica en las inmediaciones del cuartel de infantería y la puerta de Elvira.

Parque 28 de febrero en GranadaPor otro lado, el Parque 28 de febrero, situado en la calle Julio Moreno Dávila, ofrece una amplia extensión de zonas verdes combinada con un agradable espacio para juegos infantiles, además de un quiosco donde adquirir el refresco de turno para calmar la sed. Está iluminado y delimita varias zonas claramente diferenciadas dentro del recinto, que resulta curioso conocer.

Parque del Zaidin en Granada

Y para que sigas haciéndote una idea de la riqueza en parques y jardines, de todos los que existen en Granada, te vamos a hablar del Parque del Zaidín, un emblemático y maravilloso paraje donde el espacio vegetal y la decoración urbana obran una simbiosis de entendimiento y conexión, perfectamente integrados en la metrópoli. Vemos alrededor del parque diferentes vallas de madera, y distintas vías de acceso al mismo. Cercano al parque, una avenida-bulevar, con abundancia de árboles igualmente, que dan la sensación de continuación. Por la zona del parque, zonas de juegos para los más pequeños y espacios habilitados para la práctica del deporte de la bicicleta.