Historia de Valencia

Existen testimonios arqueológicos que hablan de vida humana en esta tierra en el Siglo IV a.c. Aunque es en el año 138 a.c. cuando se funda Valentia Edetanorum por los romanos bajo el dominio de Augusto. Tiene lugar la romanización del territorio y supone para Valencia una época brillante y beneficiosa.

A partir de la decadencia del Imperio Romano, Valencia cayó bajo el dominio Visigodo, periodo en el que se acuñan las primeras monedas en la ciudad, pero los problemas y las luchas internas hacen que se debiliten y el Islam entre a dominar el territorio sobre el 711 d.c. Tras un periodo de asentamiento y oscuridad, la ciudad vive cierta época de ligero bienestar debido a que se potencia todo lo artesanal, como la cerámica, lo textil, el vidrio, la seda y la orfebrería sumado además con el crecimiento de sus huertas. Pero pronto llegarán peores tiempos.

Es en 1238 cuando Valencia fue reconquistada por Jaime I acabándose el poder musulmán que ya duraba 5 siglos en estas tierras y que dejará su huella en el futuro. La victoria cristiana trajo nuevas leyes, costumbres y lengua a la ciudad que vivió momentos difíciles entre otras cosas por la peste negra que acabo con parte de la población.

Valencia fue despertando y en el Siglo XV era un lugar de gran esplendor cultural, artístico y económico, convirtiéndose en un emporio comercial al que acudían de todas las partes de Europa. Sin embargo, distintos avatares hicieron que la ciudad pasará del esplendor a la decadencia y así habrían de transcurrir los años en adelante, alternando periodos  satisfactorios con periodos decadentes.

En 1900 la ciudad triplica la población y se crea gran infraestructura como la estación del ferrocarril, el banco de Valencia o el mercado central, se convirtió en una ciudad industrializada, su comercio y su población hizo que aparecieran las exposiciones como la exposición regional de 1909 o la nacional de 1910.

En Valencia no se han olvidado las tradiciones, permanecen a pesar del paso del tiempo y de los cambios ocurridos, estas animan también al visitante a conocer este lugar. Una de estas tradiciones que se celebra cada año desde el Siglo XVIII son Las Fallas, declaradas Fiestas de Interés Turístico Internacional y celebradas a mediados de Marzo en honor a San José, patrón de los carpinteros.

Consisten en construir figuras conocidas llamadas ninots, o composiciones variadas para luego quemarlas en la noche de la cremá. Estas figuras tienen un gran valor artístico, antes se hacían de papel, cartón y madera, y hoy día se construyen en corcho blanco porque permiten que sean más grandes y ligeras. Este acontecimiento atrae cada año a miles de personas a esta ciudad con lo que esto significa. Existen otras tradiciones que hoy siguen celebrándose como el Tribunal de Aguas.


Hoy Valencia es la capital de la Comunidad Valenciana. Es la tercera área metropolitana de España. Ha crecido en infraestructuras y patrimonio lo que ha supuesto junto con sus playas, su gastronomía y su clima que la ciudad se haya convertido en un referente para el turismo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print