Lugares de interés de la Comunidad de Salamanca

Ciudad RodrigoSalamanca nos proporciona además de los tesoros de la propia ciudad un buen número de lugares interesantes en sí mismos para el viajero.

Unos de estos lugares por derecho propio es Ciudad Rodrigo (fotografía superior). La ciudad con un bagaje histórico impresionante corre pareja en los últimos siglos a la ciudad de Salamanca, fundamentalmente desde la invasión musulmana y los posteriores periodos de ocupación y reconquista.

Con una recinto amurallado de más de dos kilómetros y sus famosas siete puertas, Ciudad Rodrigo posee un buen numero de lugares de interés que rebosan historia como puede ser la propia catedral cuya construcción se extendió a lo largo de casi cuatro siglos o lugares como la Capilla de Cerralbo, el Palacio de los Águila o el propio edificio del ayuntamiento, lugares todos que contribuyeron en su momento a la declaración de la ciudad como conjunto artístico histórico.

La Alberca, o Valdelaguna, es otro lugar altamente recomendable para su visita por cuanto aporta la belleza ruda de la Sierra de Francia en su paisaje con una arquitectura sobria de edificios  de piedra y granito en un modelo de construcciones verdaderamente particulares que proveen de un sabor especial el paseo por las callejuelas empedradas algo que también podremos encontrar en la villa de Mongarraz, localidad que, si cabe , se ha mantenido aun más fiel a su estructura tradicional y arquitectura propia de esta hermosa sierra que se convierte en visita imprescindible.

Ledesma, SalamancaMás cerca de Salamanca, la imponente ubicación de Ledesma, (foto izquierda) probablemente situada ahí mismo desde la época prerromana. Nos recuerda los tiempos en los que la propia ubicación de una ciudad resultaba fundamental. Con restos históricos de prácticamente todos los pasos de la historia desde tiempos romanos, la época de esplendor de la villa como centro de comunicaciones entre los reinos cristianos en plena reconquista jugando un papel importante también en las comunicaciones y regulaciones de las localidades del entorno, algo que el viajero podrá advertir en un paseo por la abundante muestra de recuerdos históricos que el conjunto de la villa aporta.

Palacio Ducal de Béjar, Salamanca

Béjar, frontera con Extremadura, antiguo punto neurálgico de la ocupación musulmana, constituye otro hermoso ejemplo del poderoso turismo histórico y cultural de esta provincia. Con evidentes muestras de los pasos de las diferentes culturas, espacios como la Iglesia de Santa María la Mayor, hermosa construcción románica, o la Iglesia de Santiago, también románica junto a una Plaza Mayor, fruto de una época en la que estos lugares poseían una gran importancia en la imagen general de las ciudades, que alberga el palacio de los Duques de Bejar (foto derecha) construido en el siglo XVI, hacen que también esta visita resulte tremendamente atractiva para el viajero, que además podrá complementarse, en todos los casos citados, con una gastronomía local realmente sabrosa y excepcional en cuanto a la calidad de sus productos.