Room Mate Lola, Málaga

Málaga es uno de los destinos del sur de España más visitados, no solo durante el verano sino durante el resto del año, porque cuando el clima no acompaña y no se puede ir a la playa, la ciudad es un estupendo lugar donde poder celebrar ferias, congresos y diferentes eventos de ese estilo o asistir a los mismos.

Y en esta ciudad se encuentra un hotel que seguro que cuando lo pruebes no podrás dejar de volver siempre que tengas la oportunidad de regresar a esta ciudad andaluza, se llama Room Mate Lola y es un verdadero alarde de diseño y sobre todo, de buen ambiente, algo ideal en todo hotel desenfadado que se precie.

Tal como dicen desde la propia gerencia: “somos amantes del diseño; nos gusta estar en pleno centro de las ciudades, impregnarnos de su vida y gente, disfrutar de sus manifestaciones culturales y artísticas… En definitiva, vivirlas intensamente. Además, cómo no, compartir y poder llevarte de la mano por esta apasionante aventura de viajar”.

El hotel se encuentra a 2 minutos del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, a 3 min. del puerto, a 5 min. de la catedral y de la playa, a 10 min. del Museo Picasso, el Castillo de Gibralfaro y de la Alcazaba y a escasos 15 min. del Paseo Marítimo de Pedrejalejo.

Quieren que nos sintamos como en casa y que abandonemos el canal con una gran sonrisa y la seguridad de haber elegido perfectamente el alojamiento y entre los servicios con los que cuenta el hotel destaca su desayuno buffet hasta las 12 del medio día, caja fuerte, minibar, garaje cubierto privado, servicio de lavandería y tintorería, aire acondicionado y calefacción individual, acceso a Internet gratuito.

IDD (línea telefónica directa), salón chill-out y de lectura, habitaciones adaptadas para discapacitados, servicio de alquiler de sala para reuniones, prensa diaria, recepción 24 horas, servicio de reserva de restaurantes, alquiler de coches, transfer al aeropuerto o incluso excursiones, reserva de billetes, servicio de niñera y atención médica bajo petición, despertador, manzanas de cortesía en la recepción y un trato personalizado, de tú a tú.

Además el conocido anticuario y decorador Lorenzo Castillo ha rendido su propio homenaje a los hoteles de verano imponiendo bases de blanco, negro y plata, sobre colores planos y poco convencionales como la gama turquesa o esmeralda en las habitaciones.

Las habitaciones cuentan con baño completo privado, espejo de aumento, secador de pelo, una gran variedad de amenities y toallas de alto gramaje de rizo americano, pantalla plana LCD, televisión vía satélite, conexión a Internet gratuita, caja fuerte, minibar, aire acondicionado individual con climatizador, teléfono directo, servicio de despertador, servicio de lavandería y tintorería y escritorio de trabajo entre otros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *