Ir de compras por Cádiz

MojamaComo cualquier capital abierta a un comercio, tanto tradicional como avanzado, Cádiz posee un amplio catálogo de establecimientos destinados al comprador más costumbrista o al contemporáneo, más propenso a las grandes superficies.

Por ello, en la capital podremos encontrar cadenas tan conocidas como El Corte Inglés  o su filial Hipercor, ambas tiendas ubicadas en la Avda. de las Cortes de Cádiz, que ofrecen toda una amalgama de productos, distribuidos en multitud de secciones y diversas plantas comerciales, con una amplia diversidad de marcas de ropa, electrodomésticos, regalos o perfumería, así como de alimentación.

La Calle Real, casi convertida a la peatonalización por el emplazamiento del tranvía, está inmersa en un claro proceso de reconversión a lo que siempre ha sido, todo un emplazamiento comercial clave y con claro potencial. Es parte del Centro Comercial y de negocio de Cádiz.

Cuando te desplaces a Cádiz es muy probable que, más que comprar algo que puedes encontrar en tu misma ciudad, lo que desees sea adquirir productos autóctonos, con los que dejar grato recuerdo en familiares y amigos.

Para ello, el turista podrá comprar piezas de cerámica o alfarería (Taller Pascale, en Calle Santo Domingo), Bordados (Taller de Bordados San José, en C/Beato Diego), Guarnicionería y marroquinería (Oho Guarnicionería y restauración en cuero, C/ San Antonio Abad), Grabados (Luna Roja, C/San Antonio Abad),  o Guitarras (Guitarrería Rafael López e hijo, C/ Sor Cristina López García).

Si de la gastronomía típica hablamos, podremos llenar la maleta de viandas tan suculentas como los ahumados, que en su mayoría procederán de Barbate o Cádiz, Brandy de Jerez, Conservas de atún, el dulce típico (pan de Cádiz), que podrás encontrar en todas las confiterías de la ciudad, embutidos, como la Butifarra o  los chicharrones de Chiclana, el lomo de manteca o la morcilla achorizada. No podremos olvidar los langostinos, pero las características de este tipo de alimento (necesita frío para su mantenimiento y es muy perecedero) hacen muy difícil su transporte, aunque sí podremos comprar, y llevar, la típica mojama (salazón del atún), quesos, turrones y, por supuesto, vino y vinagre de Jerez.