Museos de Pamplona

Museo de navarra

Podemos vislumbrar retazos de la historia de Pamplona y de la región en toda su extensión, desde la prehistoria hasta nuestros días, acudiendo al Museo de Navarra (imagen derecha), ubicado en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia. Encontraremos en él muestras arqueológicas, el legado de las grandes civilizaciones que pasaron por la zona (romana y árabe). Realiza, además, una importante labor de difusión de la cultura navarra, al exponer obras de diferentes artistas de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Otro museo con gran interés histórico es el del Castillo de Javier, en el que podemos contemplar colecciones de arte español y japonés de los siglos XVI al XIX, así como los inquietantes murales de la Danza de la Muerte. También es una parada importante el Museo Diocesano, dentro de la Catedral, que alberga sobre todo piezas de arte sacro, incluyendo obras de Van Dyck.

El Planetario es la opción para quienes quieran mirar “un poco más arriba”. Está situado en un enclave privilegiado, el hermoso parque de Yamaguchi.  Cuenta con diversas salas en las que tienen lugar exposiciones, muestras fotográficas y talleres para todas las edades. Si se viaja con niños, no hay que dejar pasar la oportunidad (ni ellos lo permitirán) de llevarles de visita.

El compositor y violinista Pablo Sarasate (1844-1908), natural de Pamplona, tiene un museo en su honor. En él podemos encontrar objetos legados a la ciudad, relacionados con diferentes aspectos de su vida y obra. Además, se encuentra acondicionado como centro cultural para la realización de exposiciones y actividades regulares. El Conservatorio de Música también lleva el nombre de Sarasate.

Fondo fotográfico Universidad de NavarraEl arte de la fotografía también tiene su lugar en la ciudad, de la mano de la Universidad de Navarra. El que fuera Museo Legado Ortiz – Echagüe se ha convertido en el Fondo Fotográfico (imagen superior), donde se guarda gran parte de la obra del artista que le diera nombre en el pasado: José Ortiz- Echagüe, representante de la estética del noventa y ocho y de la primera mitad del siglo XX.  Las fotografías se han digitalizado y pueden acceder a ellas todo el que concierte una cita previa. Merece la pena dedicar unos momentos de atención a una disciplina artística que habitualmente se trata de manera tangencial. También dentro del recinto universitario podemos pasarnos por el Museo de Ciencias Naturales.

Otra opción, secundaria pero no menos interesante, es visitar algunas de las diferentes galerías de arte de la ciudad: Alkerdi, Boreal, Fermín Echauri o Lekune son algunas de ellas. Además, las diferentes salas del interior de la Ciudadela ofrecen periódicamente exposiciones artísticas y culturales.